opinión >

El efecto en Tenerife de los Presupuestos Generales del Estado > Cristina Valido

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012 presentado por el Gobierno de España, tiene incidencia dramática en Tenerife y, por supuesto, en Canarias. La inversión del Estado cae un 48% en el Archipiélago, frente al 36% de media española, es decir, en las Islas disminuye 12 puntos más. Todos somos conscientes de la crisis económica y de la necesidad de tomar medidas, lo que es inconcebible es por qué Canarias es la comunidad autónoma más castigada, a pesar de ser de las pocas que cumple con el déficit, una de las menos endeudadas del Estado español per cápita y una de las tres que se acerca a los objetivos de déficit y consigue que crezca su economía. A pesar de todo esto, los Presupuestos Generales del Estado afectan injusta y desproporcionadamente a Canarias y a Tenerife, recortando en las partidas que siempre han sido prioritarias para nuestro Gobierno. Esto es, las personas y su bienestar, el turismo que genera nuestro primer motor económico o el tan castigado sector de la agricultura y la ganadería. En relación a las personas, un aspecto en el que el Cabildo siempre ha sido muy sensible, los Presupuestos Generales del Estado recortan unos 283 millones de euros en la aplicación de la Ley de Dependencia. Esto supondrá para Canarias una reducción de unos ocho millones de euros.

En el área de carreteras, el recorte alcanza los 138 millones de euros para toda Canarias. De los 207 millones previstos se pasa a 69 millones, lo que supone una reducción de 66,66%. Con estas cifras, ahora, se tiene que estudiar un nuevo escenario, sin olvidar que habría que resolver contratos, paralizaciones o ralentizaciones de obras. En materia de Obras Hidráulicas, el recorte para toda Canarias es de 43 millones de euros. De los 60 millones que ya estaban comprometidos se baja a 16,9 millones, supone un auténtico tijeretazo al convenio de obras hidráulicas y, en Tenerife, supondría que no se podrían ejecutar las obras previstas o en ejecución que vendrían a mejorar la situación actual, aumentando la capacidad de depuración y mejorando la tecnología empleada. También quedarían comprometidas la dos desaladoras de agua de mar que se están ejecutando en la actualidad en Granadilla y Fonsalía. El Cabildo de Tenerife también objeta la decisión del Estado de rebajar en cinco millones la partida prevista por el gobierno anterior para la financiación de los proyectos ferroviarios para la Isla. Tal y como aparece reflejado en el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2012, el Cabildo de Tenerife recibirá 3 millones de euros, cantidad similar a la destinada para Gran Canaria cuando estaban previstos 8 millones. La inversión prevista para la mejora de las infraestructuras turísticas ha desaparecido. Este recorte afectará a algunas obras previstas en los municipios turísticos de Arona, Adeje, Puerto de la Cruz y Santiago del Teide. La rehabilitación de las viviendas de Las Chumberas también se verá afectada por este recorte presupuestario, ya que solo se ha incluido uno de los 4,8 millones de euros comprometidos por el Gobierno de España.

Por si todo esto fuera poco, me gustaría añadir un último dato: La inversión directa del Estado en Canarias cae en los Presupuestos de 2012 hasta situarse en 135 euros por habitante, con lo que las Islas reciben este año apenas el 50% de la inversión estatal per cápita, que tras los recortes se ha quedado en 269 euros. El compromiso de Mariano Rajoy, de impulsar a lo largo de la legislatura la cohesión de Canarias con el gasto medio por habitante no se ha producido. Las cuentas Estatales de 2012 sitúan a las Islas bastante lejos de la equiparación con el resto de los territorios que establece el REF.Con todo esto, juzguen ustedes mismos. Y no les quepa ninguna duda que, desde el Cabildo de Tenerife, continuaremos trabajando por los tinerfeños y por su bienestar.

* Vicepresidenta y Consejera del Cabildo de Tenerife