política >

El Ejecutivo rechaza repartir los ingresos extras por el alza del IGIC

Reunión del presidente del Gobierno con la Fecai. | EFE

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno canario pretende no repartir los ingresos extras que obtenga por la subida del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) entre ayuntamientos y cabildos, y destinar estos fondos a mantener los servicios públicos básicos. El Ejecutivo plantea además congelar las liquidaciones del fondo de financiación municipal desde el ejercicio 2008.

Los presidentes de la Federación Canaria de Islas (Fecai), Mario Cabrera, y de la Federación de Municipios de Canarias (Fecam), Manuel Ramón Plasencia, se reunieron ayer con el jefe del Gobierno regional, Paulino Rivero, y su gabinete para debatir las medidas que el Ejecutivo quiere adoptar para hacer frente al recorte de 800 millones en los presupuestos del Estado.

Los representantes de ambas federaciones mostraron su total acuerdo a trabajar de forma conjunta en la elaboración y adopción de estas iniciativas. Indicaron que son conscientes de la necesidad de subir los impuestos, pero pidieron a Rivero que el reparto entre las tres administraciones de los ingresos obtenidos por los tributos del Régimen Económico y Fiscal (REF) se mantenga en los actuales criterios establecidos por ley.

Mario Cabrera explicó que el Ejecutivo les planteó que los ayuntamientos y cabildos no ingresen el porcentaje que les correspondería de los recursos extras que se esperan conseguir con el alza del IGIC, y que el Gobierno se quede con la totalidad de estos fondos para destinarlos a mantener los servicios públicos esenciales. “Lo que supondría reorganizar y desviarse de los criterios de reparto del IGIC, y a esto decimos que no, porque los cabildos dependemos casi en exclusividad de los recursos del REF”, apuntó. Una opinión compartida por su homólogo en la Fecam. En la actualidad las corporaciones reciben el 52% de estos fondos y la comunidad el 48% restante.

El consejero regional de Economía, Hacienda y Seguridad, Javier González, justificó el cambio en los criterios de reparto por la necesidad de preservar la sanidad, la educación y las políticas sociales. “Es el argumento más lógico y natural ante la actual situación”, apuntó, a lo que añadió que el Gobierno quiere que esta iniciativa sea “transitoria” para este año y el siguiente ante una situación “límite”.

El presidente de la Fecam informó que el Gobierno les planteó también un cambio en la ley del fondo canario de financiación municipal por el que congelar las liquidaciones que tendría que abonar a los municipios de los ejercicios 2008, 2009, 2010 y 2011.

“De entrada le hemos dicho que no, pero estamos dispuestos a hablar y a encontrar otra solución”, añadió.
Plasencia indicó además que los planes de ajuste de algunos ayuntamientos contemplan subidas de impuestos para poder hacer frente a sus deudas.

[apunte]

A largo plazo

El consejero canario de Economía y Hacienda, Javier González, afirmó ayer que las reformas y alzas impositivas que el Gobierno regional va a aprobar no están planteadas con carácter temporal. “Ojalá pudiéramos hacer una rebaja impositiva en 2014, pero no lo sabemos”, añadió, y recordó que la Comunidad Autónoma ha estado muchos años sin llevar a cabo un alza fiscal. “El Estado nos ha abocado a tener que subir los impuestos”, insistió, y apuntó que hoy se conocerán las iniciativas concretas.

[/apunte]