ECONOMÍA >

El empleo es para el verano

Imagen de archivo de un grupo de turistas en una terraza del centro de Santa Cruz de Tenerife. / DA


DOMINGO NEGRÍN MORENO
| Santa Cruz de Tenerife

La evolución de los últimos años y el escenario que se vislumbra presagian que el próximo verano será temporada alta para el empleo estacional en el turismo, con un ligero incremento sobre el mismo periodo de 2011.

Aun cuando desde todos los ámbitos del sector se reconoce que es muy difícil hacer previsiones a meses vista, los indicadores sugieren que habrá una tímida recuperación. En lo que discrepan fundamentalmente la patronal y los sindicatos es en la calidad de las contrataciones. Mientras la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) resalta que “seguirá apostando de manera decidida por la creación de puestos de trabajo”, Comisiones Obreras insiste en que el ritmo de contratación “no guarda relación ni con los incrementos de los índices de ocupación ni con los márgenes de beneficio”.

De los datos más recientes se deduce que el turismo es la única actividad que presenta un saldo positivo neto en las cifras de empleo. Entre febrero de 2011 y el de 2012, el número de altas en el régimen general de la Seguridad Social en Canarias en la hostelería aumentó un 5%, al pasar de 91.119 inscritos a 95.215 cotizantes. En el tercer trimestre del año 2011, el empleo creció en las Islas un 20,9%. Canarias había entonces 201.407 ocupados, de los que 177.845 eran asalariados y 23.562 autónomos.

En el conjunto de España se cerró con 2.234.855 trabajadores en activo, el 1,7% más que en idéntico periodo de 2010, y con una tasa de paro del 13,5 %. Los asalariados subieron un 3,4 % entre julio y septiembre. Los autónomos descendieron un 4,6%. Por comunidades autónomas, destaca el 20,9% de variación positiva que registró Canarias en la creación de empleo. Un informe del Instituto de Estudios Turísticos concluye que el turismo vuelve a ser un “refugio”. La agencia de trabajo temporal Adecco calcula que el verano oferta un 40% más de plazas en el Archipiélago que durante el resto del año.

[apunte]

Los perfiles

Entre los perfiles laborales más buscados en 2012 se encuentran los vinculados a l turismo. El departamento de investigación de Adecco pone de relieve que la hostelería y el comercio ofrecerán puestos de trabajo de menor cualificación pero de gran demanda. “Son válidos tanto para gente con experiencia como sin ella”, subraya un estudio de esta multinacional de empleo temporal. “Los periodos formativos no exigen, en muchos casos, sino que puede obtenerse mediante cursos breves y seguir desarrollándola a la par que la experiencia laboral”.

Los puestos de camarero, dependiente, gestor de venta telefónica, auxiliar de caja y distribución, por ejemplo, “suponen una opción real” para encontrar un empleo. “Son trabajos que podrían absorber a parados de ámbitos como la construcción y los servicios, y que permiten un cambio de orientación en su carrera profesional”.

La grandes empresas de distribución confían en hacer de palanca para la crisis. Según la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados, se trata de “un sector dinámico y con amplias posibilidades”. Por esa razón, la figura del promotor de ventas se ha convertido en una de las profesiones más demandadas para este año. Se presume que será una excelente oportunidad para los meses del verano.

[/apunte]

Recuperación de los márgenes de beneficio

La economía canaria es “un castillo de naipes sustentado en la ocupación hostelera, por lo que está al capricho de cualquier imponderable”. Así lo cree el secretario de Economía y Política Sectorial, de Comisiones Obreras (CC.OO.) en Canarias, Carmelo Jorge. “El principal problema es que está intentando recuperar el beneficio antes que el empleo”, ha declarado el dirigente de CC.OO. “Con ello se consiguen dos cosas. Por un lado, disminuir los niveles de calidad y aumentar la presentación de denuncias por parte de los clientes. Y, por el otro, ralentizar el crecimiento económico”.

Carmelo Jorge. / DA

En relación al primer aspecto, Jorge arguyó que la Semana Santa de 2011 registró el mayor índice en la historia de reclamaciones de los clientes en todo el sector de la hostelería. “En el verano se corrió algo, pero no demasiado”, comentó. “El empleo en el turismo está muy sobrecargado, lo que provoca un absentismo que se refleja en la atención a los usuarios”. Jorge incidió en que, si se generase más empleo, habría más actividad económica no solo en hostelería”. Sin embargo, puntualizó, “se ha optado por recomponer los márgenes de beneficio y, eso es un craso error, porque acabaremos pagando la dependencia casi exclusiva del funcionamiento del turismo”.

En Comisiones Obreras tienen claro que el empleo es “un elemento esencial” para el reparto de la riqueza, “el más útil y eficaz incluso para las propias empresas”.

Antes del estallido de la crisis, Canarias era la séptima Comunidad Autónoma que más incrementaba su contratación en verano. Entonces, los estudiantes o recién licenciados encontraban una ocasión ideal para complementar su formación teórica con la práctica y adquirir experiencia para futuros proyectos profesionales. Pero el empeoramiento de la economía, a partir de 2008, alteró el panorama. Ahora deben hacer cola ante los parados.

No obstante, la Organización Mundial del Turismo (OMT) constata que el empleo en este ámbito es parte de la solución, al repercutir en muchos otros. De hecho, las agencias de colocación observan síntomas de recuperación. “Oficios como cocinero, camarero, recepcionista de hotel con idiomas vuelven a ser los más requeridos en los negocios de restauración y hoteles”, señala Adecco. “Los agentes de viaje, guías turísticos, animadores socioculturales y monitores de tiempo libre son una vez más los trabajadores estrella para las agencias de viaje, parques temáticos y centros de ocio, habida cuenta de que suelen sustituir a sus empleados en vacaciones y reforzar la plantilla”.