sociedad >

El Gobierno creará un censo de posibles casos de ‘niños robados’

JOSÉ LUIS CÁMARA – EFE | Santa Cruz de Tenerife – Madrid

El Gobierno creará un censo de posibles casos de “niños robados” dentro de las medidas a las que se ha comprometió ayer ante las asociaciones de afectados, lo que permitirá conocer la “dimensión real” de este problema y ayudar al reencuentro de los familiares. Así se lo trasladaron los ministros de Justicia, Interior y Sanidad, Alberto Ruiz-Gallardón, Jorge Fernández Díaz, y Ana Mato, respectivamente, junto con el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, a las asociaciones en un encuentro que duró cerca de dos horas. Gallardón explicó que se ha formado un grupo de trabajo especializado, coordinado por Justicia, y en el que participarán Sanidad, Interior y la Fiscalía.

El anuncio del ministro fue acogido con satisfacción por la asociación Anadir, cuyo portavoz en Canarias, Leovigildo Redondo, dejó claro que “se trata de una muy buena noticia, que constata que existen evidencias reales de trama”. Redondo deseó que “de las palabras se pase a los hechos, porque los procesos estaban muy parados tras las elecciones”.

En este sentido, el portavoz de Anadir en las Islas reconoció que en la actualidad se trabaja en el Archipiélago en torno a cuatro frentes: por un lado, sobre denuncias efectuadas por particulares y las recogidas por la Guardia Civil; y, por otro, las existentes en torno a la Casa Cuna y las recabadas por la propia Anadir.

“Se están produciendo ya las primeras declaraciones, y hasta el momento no tenemos constancia de que se haya desestimado ningún caso; en total, hablamos de unos 40 procesos en las dos provincias”, aclaró Leovigildo Redondo, quien afirmó que en los próximos días se reunirá con la fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Tenerife, Carmen Almendral, que informará a Anadir de los progresos realizados en las investigaciones.

Para la puesta en marcha del censo, se facilitarán a los afectados unas fichas para que las completen y se incorporen a un archivo, en el que se incluirán datos como la identidad, el domicilio, lugar de nacimiento y fecha. En las fichas se dará el consentimiento necesario para remitir al Ministerio de Sanidad los datos relativos al nacimiento o parto, para que se puedan cruzar con los que constan en el historial clínico o en otro documentos sanitarios. El departamento de Ana Mato se comprometió a instar a los servicios autonómicos de salud a colaborar.

Justicia asumirá las medidas necesarias para facilitar la obtención de datos del Registro Civil, como nacimientos y posibles fallecimientos de recién nacidos en los últimos 50 años. También creará un catálogo de servicios que prestará el Instituto Nacional de Toxicología con una base de datos de ADN, en la que se podrán incluir las pruebas que se hayan hecho los afectados en los laboratorios privados.

Sor María no declara

Por otro lado, la religiosa María Gómez Valbuena, sor María, que ayer se acogió a su derecho a no declarar ante el juez que investiga la causa de los “niños robados”, aseguró que son completamente falsos los hechos que se le imputan y que le “repugna” la separación bajo amenazas de un recién nacido de su madre. Así lo expresó la monja en una carta abierta, en la que expresó sus disculpas si no ha sabido “atender correctamente” a los medios, tras comparecer ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, que mantuvo su imputación por los delitos de detención ilegal y falsedad en documento público.