La Laguna >

El pleno de La Laguna rechaza la amnistía fiscal aprobada por el Ejecutivo central

J. F. J. | La Laguna

La coalición XTenerife logró ayer el apoyo del grupo de gobierno y de Sí se puede a su moción en contra de la amnistía fiscal aprobada recientemente por el Ejecutivo central. El Partido Popular fue el único que se desmarcó del respaldo a esta iniciativa, por la cual el Ejecutivo central prevé recaudar más de 2.500 millones de euros este ejercicio.

“Se trata de una medida que exonera de penalizaciones y sanciones a cualquier defraudador y que se instala en la paradoja de que se suben los impuestos a quienes pagan y se les condonan a quienes no lo hacen”, esgrimió Ignacio Viciana. “Además”, continuó, “dificultará enormemente la lucha contra el fraude fiscal e incluso el trabajo ordinario de la Agencia Tributaria”.

“No se logrará el efecto recaudatorio previsto por el Gobierno central”, apuntó Juan Miguel Mena, portavoz de la formación Sí se Puede. Una reflexión similar a la planteada por el nacionalista Juan Manuel Bethencourt, quien añadió: “El Gobierno central no puede decir que los Presupuestos Generales son austeros y, a la vez, defender una medida como esta”.

Ramón González de Mesa, concejal del Partido Popular, reconoció que no se trata de una medida agradable de defender, pero apeló a la “situación extraordinaria” en la que se halla el país para entender que el Gobierno de Mariano Rajoy haya optado por su aplicación. “A mí tampoco me gusta, pero hay que tomar medidas. El enorme déficit que hay así lo obliga. Ante una situación extraordinaria como la actual, hay que adoptar medidas extraordinarias”, señaló.

Nada de imposiciones

Grupo de gobierno, Sí se Puede y Coalición XTenerife también sacaron adelante una enmienda rechazando “la imposición” del Plan de Ajustes por parte del Gobierno central. Lo que pretendía ser una moción de apoyo por parte del PP al Real Decreto aprobado por el Gobierno central para facilitar el pago a proveedores por parte de los ayuntamientos, finalmente dio lugar a una enmienda, redactada por el concejal Santiago Pérez, en la que la Corporación lagunera expresa su total rechazo a convertirse “en una agencia del deterioro de servicios públicos y programas sociales esenciales para los ciudadanos desfavorecidos”.