nacional >

El PSOE abre una ronda de contactos sociales para paliar la “gravísima laguna de diálogo” del Gobierno


EUROPA PRESS
| Madrid

El PSOE iniciará próximamente una intensa agenda de reuniones con sindicatos, educadores, personal sanitario, consumidores, pensionistas y todo tipo de colectivos sociales para intentar “parar” las medidas del Gobierno, configurar una “alternativa” que sea mayoritaria y, sobre todo, paliar la “gravísima laguna de diálogo” con que a su juicio está actuando el Ejecutivo.

Así lo ha anunciado la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, en una rueda de prensa en la que ha calificado como de “máxima gravedad” social, política e institucional las últimas medidas del Gobierno de Rajoy, en particular el copago farmacéutico y los recortes educativos.

Para el PSOE, las medidas son “un ataque en toda regla al modelo de cohesión social” español que hasta ahora no estaba en entredicho, un cambio en “los planos del edificio”, no una mera “reforma”. “No es austeridad, porque no se exige a la gente que prescinda de lo superfluo, sino de lo imprescindible”, ha remachado.

Junto al fondo de las medidas, ha criticado que el Ejecutivo esté adoptando las medidas “sin hablar con nadie”, “ni siquiera entre ellos dentro del propio Gobierno”. Por eso, ha pedido a Rajoy que deje de ser “más presidente del PP que del Gobierno” y que, en lugar de reunir a sus ‘barones’, reúna la Conferencia de Presidentes.

A su juicio, decisiones “tan graves” como las que se están adoptando no pueden hacerse “produciendo un fax en una tarde desde Moncloa” y hacer una campaña de explicación como pretende el PP en vez de un “debate social” previo. Es más, ha acusado al PP de haberse dedicado, precisamente, a “hurtar” a los españoles ese debate durante la campaña electoral, de modo que ahora están tomando “decisiones para las que no han recibido permiso”.

Para el PSOE, las decisiones son tan graves que “la sociedad española tiene derecho a reaccionar en defensa propia” y el PSOE tiene la obligación de “defender a la mayoría” y “preservar el futuro” de España. Para Valenciano, si las medidas del PP consisten en rebajar la calidad de la educación pública, y por tanto “comprometer el futuro de una generación”, demuestran que no tienen “siquiera un proyecto de país”.

Por eso, el PSOE se propone “hacer todo lo que el Gobierno no ha hecho” y hablar con la sociedad y los colectivos afectados, para trasladar sus demandas y preocupaciones al Parlamento. Esas reuniones con la sociedad servirán al PSOE para preparar sus enmiendas al proyecto de Presupuestos Generales del Estado pero también para articular una alternativa pormenorizada que se concretará en la próxima reunión del Consejo Territorial del PSOE.

Respuesta a Floriano

La ‘número dos’ del PSOE ha respondido al vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, que el Gobierno no puede esperar que la oposición se sume sin más a las medidas que los’populares’ adoptan “ellos solitos”, en forma de “recorte autoritario” después de un “almuerzo en la Moncloa”.

Tras tildar de “revolucionario” que Floriano hable de que la oposición dé apoyo al Gobierno, le ha respondido que los socialistas dan su apoyo a las medidas que consideran buenas para la economía, y que son una oposición “responsable”, también “para saber decir ‘no'” cuando hay que hacerlo. “Si Floriano cree que una nota (en alusión al anuncio de recortes de 10.000 millones) va a tener el apoyo inmediato y sumiso del PSOE se equivoca, porque nuestra obligación es ayudar a salir de la crisis”, ha avisado. A su juicio, el Gobierno está “tomando decisiones para las que no ha recibido permiso” porque durante la campaña electoral “negaban que hubiera riesgos para la sanidad y la educación”.

Viaje de Rubalcaba a Berlín

Por otro lado, Valenciano ha adelantado que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tiene previsto viajar a Berlín, probablemente la segunda semana de mayo para continuar con el trabajo de la socialdemocracia europea en favor de reclamar a la UE un enfoque distinto de salida de la crisis, que combine ajustes –con un calendario distinto– con un plan de crecimiento.

La dirigente socialista ha saludado que otros mandatarios vayan sumándose a estas tesis y ha confiado en que una victoria de François Hollande en las presidenciales francesas allane el camino. “Fuimos los primeros, pero cada vez somos más”, ha señalado, tras recordar que la necesidad de planes de crecimiento no es ya sólo una demanda de la socialdemocracia europea, sino “un diagnóstico de economistas de reconocidísimo prestigio”.