tribunales >

El sepulturero niega los abusos, pero las psicólogas los ven creíbles

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Lo niega absolutamente todo, incluso hasta que estuviera en el lugar de los hechos, pero las psicólogas dan credibilidad al testimonio de la supuesta víctima.

Ayer quedó visto para sentencia el juicio que se celebra en la Audiencia provincial de Santa Cruz de Tenerife por los supuestos abusos sexuales que un sepulturero del norte de la Isla habría cometido contra un chico que, por aquel entonces (2005), contaba con 14 años de edad. El trabajador municipal reiteró ayer su rotunda negativa ante los hechos que se le imputan, al punto que hizo ver que, a la hora en la que el chico asegura que pasó todo, no es parte de su horario de trabajo.

También sostuvo la defensa que, por aquella época, no había en el cementerio en cuestión una zona no transitable como describe la supuesta víctima como lugar de los hechos, además de rechazar por improbables otras circunstancias detalladas por el menor de edad acerca de los abusos sexuales. Por contra, las psicólogas presentadas por la acusación dieron verosimilitud a la declaración efectuada por el chico, pero la letrada del sepulturero recordó que no habló sobre el asunto hasta varios meses después.

También puso de manifiesto que el muchacho habló como consecuencia de una regañina de su padre por su mal comportamiento.

Otro punto en el que acusación y defensa se batieron el cobre durante la vista oral fue la reputación del imputado, ya que mientras la Fiscalía presentó varios testigos que sostuvieron que el sepulturero había mantenido otras relaciones sexuales en el cementerio, aunque consentidas, la defensa hizo hincapié en que este trabajador nunca había recibido una acusación semejante y que no contaba con antecedentes penales ni por este tipo de casos ni por ningún otra causa.

En definitiva, el Ministerio Público sostuvo su solicitud de una pena de diez años de cárcel por un supuesto delito de abusos sexuales mientras que la defensa abogó por su libre absolución.