megáfono > las eras

Enclave muy familiar bajo la tutela de dos ayuntamientos

La playa del Callao es una de las más visitadas por los buceadores tinerfeños. / SERGIO MÉNDEZ

NORBERTO CHIJEB | Fasnia

Las Eras, o Las Ceras, como le gusta decir a sus moradores, es un barrio costero muy familiar, aunque pertenezca a dos municipios, Arico y Fasnia, divididos por el barranco de La Linde, que desemboca en una pequeña cala, orgullo de sus vecinos que lucharon durante mucho tiempo por un espigón que la protege de los fuertes viento de la zona sureste de la Isla, y que hicieron con sus manos, con las grandes piedras que dejaba la construcción de la autopista TF-1, un hecho que cambió la fisonomía de estos pequeños enclaves que bordean toda la costa sur de la Isla.

Las Eras es un lugar con buenas perspectivas de crecimiento y desarrollo por sus excelentes condiciones de ubicación -a 20 minutos del aeropuerto del Sur y de Santa Cruz-, clima y otros aspectos que propician el asentamiento en el lugar.

Antigua explotación agrícola

Este barrio fasniero-ariquero, al que se accede a través de un enlace con la autopista TF-1 en el kilómetro 36, tiene su origen en una antigua finca de tomates, comenzando la construcción de viviendas a mediados del siglo XX, aunque antes, como recuerdan dos viejos pescadores, Faustino Rodríguez y Agustín Rodríguez, primos hermanos de la familia de Los Floreros, cuando ellos nacieron, allá por los años treinta, “solo había tres o cuatro chozas”. Recuerdan además que, “hasta hace veinte años no había aquí ni agua potable ni luz” y que las mejoras que se pueden ver en el pueblo se deben en parte a aquellos emigrantes que partieron a la lejana Venezuela en los años cincuenta y que luego regresaron a Las Eras.

Es el caso de Hilario Trujillo, quien da nombre a una bella y gran plaza en la entrada del barrio, en el municipio de Fasnia, donde también se encuentra la iglesia del Sagrado Corazón y el centro cultural, en donde los más pequeños y los jubilados comparten el tiempo. Se quejan éstos últimos de la necesidad de un ascensor -tiene tres pisos-, una de las demandas, junto a un dispensario médico, de casi el medio millar de vecinos que habitualmente residen en un barrio que tiene relativamente buenos servicios, pese a que se nota un gran abandono en la parte ariquera, por el contencioso que mantiene el Ayuntamiento con un promotor que trató de cobrar “dos y más veces” una misma parcela.

Es la principal queja de los habitantes ariqueros de Las Eras, junto a la necesidad de colocar un puente peatonal para cruzar el barranco de la Linde, intransitable cuando llueve, o en todo caso canalizarlo hasta darle salida a la playa del Callao o también llamada de Las Ceras. Playa donde un pequeño embarcadero es el punto de salida de cientos de buceadores, a descubrir unos fondos marinos de gran belleza.
Sin embargo, tanto el Ayuntamiento de Fasnia como el de Arico estudian la posibilidad de preparar alguna caseta móvil en la zona para que estos buceadores se puedan cambiar y dispongan de mayor facilidad para realizar su actividad, al no existir allí ningún club de buceo ni servicios en la playa.

Quejas a Arico

Sin dejar de manifestar que los vecinos entrevistados se han mostrado encantados de vivir en Las Eras, no es menos cierto que aquellos que pertenecen al municipio de Arico han sido quienes más han incidido en destacar las carencias de su barrio y en muchas casos la desidia municipal. Afirman que todavía hay calles están sin asfaltar y las que están asfaltadas o semiasfaltadas no disponen de aceras por las que pasear, además con ausencia de iluminación.

Los concejales de Arico, hasta hace unos días del PSOE y CCN, reconocían esas deficiencias, pero incidían en que todavía se está pendiente de la Justicia para poder ejecutar el plan de reparcelación en la zona, que permitiría construir sus casas a numerosas familias, ya que el mismo lleva paralizado desde hace más de diez años.

Esa reparcelación y situar la parte ariquera al nivel de la fasniera será uno de los objetivos del nuevo pacto de Gobierno firmado recientemente en Arico, aunque en realidad en él volverá a estar Eladio Morales, el alcalde que tan poco hizo, según los vecinos, por Las Eras.

Los vecinos que pertenecen al municipio de Arico son los que más han incidido en destacar las carencias de su barrio. / SERGIO MÉNDEZ

Mejor cuidada la parte fasniera que la ariquera

Las Eras ha pasado de ser un pequeño enclave pescador a convertirse en una zona residencial que cuenta con muy buenos servicios, sobre todo en la parte de Fasnia, como una gran plaza, con centro cultural, parque infantil y una iglesia sufragada por vecinos y Obispado, mientras que la playa del Callao, que mantienen limpia los dos ayuntamientos -cada uno su parte- es uno de los principales baluartes de un barrio que aún suspira por el desbloqueo a una urbanización en la zona ariquera.