García Tébar está sentenciado

MARTÍN-TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

Andrés García Tébar será este lunes destituido, salvo cambio drástico de última hora. Solo falta que Miguel Concepción consulte a las partes implicadas en la parcela deportiva del club y que, una vez estén todos conformes, la noticia tome carácter formal. No obstante, y hasta que eso pase, al preparador manchego aún le dará tiempo de llevar a cabo un entrenamiento más, que se celebrará hoy a las 10.00 horas en El Mundialito. Será el último de Tébar al frente del banquillo tinerfeñista.

Finalmente el escaso feeling que tiene el preparador con la plantilla, especialmente con algunos jugadores, le va a costar el cargo al manchego.

El presidente del club, Pedro Cordero como director deportivo, y Juan Amador, gerente de la entidad, tomarán una decisión al respecto en la mañana de hoy, para luego trasladársela al propio implicado y posteriormente comunicar oficialmente la destitución. Al mismo tiempo se elegirá al sustituto, que será el encargado de dirigir al equipo en los cinco partidos que restan de la fase regular y los del play off, en caso de que el conjunto se clasifique para la parte decisiva de la competición.

Lo más normal es que el próximo entrenador del Tenerife sea de la Isla. La situación económica del club (se adeudan nóminas a los jugadores y al personal) prohíbe contratar a un preparador con unos honorarios altos. Además, tras las experiencias fallidas de Calderón y Tébar, Concepción ya no se fía. Quiere a alguien que sea cercano al entorno del club. Ayer se especuló, incluso, con la posibilidad de que el técnico del filial, Quique Medina, sea una de las opciones que maneje la directiva.

Ya antes del partido del Toledo se hizo público el ultimátum que tenía el entrenador. Aquel partido se ganó por los pelos, pero tras el traspié de ayer, el crédito de Tébar se ha agotado definitivamente.

Tras el partido, el míster manchego aseguró que su continuidad en el club “no depende de mí y no puedo decir nada más”. Eso sí, afirmó contar con la fuerza suficiente como para enderezar el rumbo de la nave. “Justo cuando las cosas se tuercen es cuando más me crezco”, proclamó. “Yo creo que cuando todo se tuerce, lo fácil es agachar la cabeza y quedarse en el sofá. Aquí la única fórmula es la del trabajo. Vamos a empezar a recuperar futbolistas y no siempre las cosas serán tan negativas”, recalcó el aún preparador del CD Tenerife.