Santa Cruz de La Palma >

Hernández Gómez recuerda al PP su deber con la playa

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

La llamada a la responsabilidad al Gobierno de Canarias por parte del subdelegado del Gobierno en la provincia tinerfeña, instándole a que financie y contrate las obras de saneamiento de la nueva playa en ejecución en Santa Cruz de La Palma, ha tenido una respuesta inmediata y contundente por parte del Gobierno de Canarias.

El consejero de Aguas del Ejecutivo regional, Juan Ramón Hernández Gómez, encuentra “una desfachatez” la actitud del subdelegado de la Administración General del Estado y subraya en sus declaraciones a DIARIO DE AVISOS que “las obras de Costas no tienen por qué pararse; se intenta confundir a la opinión pública dándonos unos plazos en un asunto que es claramente competencia del Estado y para el que además nos han recortado el presupuesto de este año de una forma brutal”.

Hernández Gómez expresó su indignación por el llamamiento del portavoz del Estado en Canarias en el marco de su visita a las obras en el litoral de la capital. Así, el consejero regional indicó que “el Gobierno del Estado, del propio Partido Popular, ha liquidado directamente y sin más la partida para las obras de saneamiento de la playa de Santa Cruz de La Palma y para otras muchas actuaciones”, entre las que citó la balsa de Vicario, infraestructura hidráulica fundamental para garantizar el riego del sector agrario insular.

Hernández aclaró que “si las obras de la playa de Santa Cruz de La Palma se llegan a parar sería responsabilidad directa del Partido Popular, que está gobernando y que sigue actuando de una forma impropia en tema sensible para los palmeros”, al tiempo que instó a los populares a “actuar con responsabilidad de una vez por todas”. Días atrás, fue el secretario de organización de los nacionalistas palmeros, Marcos Lorenzo, quien recordó las “incongruencias” del Partido Popular al respecto del saneamiento del frente del litoral palmero, indicando que “esta obra podría estar terminada y en funcionamiento hace más de una década si el entonces alcalde de Santa Cruz de La Palma, Carlos Cabrera -ahora portavoz de los populares en el Cabildo insular- no se hubiera negado a participar en el proyecto de saneamiento comarcal”.