lucha contra el fraude fiscal >

Inspectores de Hacienda: las medidas antifraude “van en la dirección correcta”

EUROPA PRESS | Madrid

La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) ha valorado de forma “muy positiva” las medidas contra el fraude fiscal aprobadas por el Gobierno al considerar que “van en la dirección correcta”, a la espera de que lleguen a “buen puerto”.

En un comunicado, el colectivo ha remarcado que es “esencial” reforzar la figura del inspector tal y como ha anunciado el Ejecutivo, por lo que se ha mostrado satisfecho con la elevación de las sanciones existentes de 150 euros por coacciones al personal de la Administración Tributaria, que ha calificado de “ridículas”.

Respecto a la imprescriptibilidad de los importes ‘opacos’ depositados en el extranjero, la organización ha insistido en que se trata de una medida “muy positiva” por razones recaudatorias y de equidad, a la vez que ha resaltado que es “de justicia” que el plazo de comprobación no sea el mismo para los ciudadanos que cometan errores que para los profesionales del fraude.

En cuanto a la limitación al régimen de módulos a aquellos contribuyentes de poco volumen de operaciones o que facturen menos del 50% de sus ventas a consumidores finales, el colectivo ha subrayado que se trata de una decisión “correcta”, tomada por las razones “correctas”.

Asimismo, ha apuntado que la limitación de los pagos en efectivo contribuirá a disminuir la opacidad en el sistema económico, puesto que el efectivo no puede rastrearse, por lo que facilitará la comisión de infracciones y delitos fiscales.

No obstante, para la IHE es necesario potenciar la capacidad de cobro de la Agencia no sólo por evidentes razones recauudatorias, sino también ejemplificadoras y de equidad, al recordar que el departamento de recaudación está recaudando no sólo deudas fiscales, sino de casi todos los organismos públicos.

Por todo ello, la organización ha remarcado que estas medidas deberían tramitarse como proyecto de ley para permitir su desarrollo y perfeccionamiento, insistiendo en que deberían complementarse con un aumento de los recursos humanos y materiales en la lucha contra el fraude fiscal.