arico >

Juan José Armas: “Impulsaré el PGO para que entre en vigor en dos años”

Juan José Armas, el nuevo alcalde de Arico, en su despacho. / DA

JOSÉ L. CONDE | Arico

Uno de los objetivos que se ha marcado Juan José Armas, el nuevo alcalde de Arico, es que el Plan General de Ordenación, que se encuentra en la fase de avance, esté listo en dos años para que entre en vigor y poder aprovechar las sinergias que genera para crear empleo. Armas lleva pocos días al frente de la Alcaldía, que, como se sabe, se produjo por una moción de censura a la socialista Olivia Delgado, entre su partido, el CCN, y Coalición Canaria, que finalmente apoyó el Partido Popular.

-¿Usted aceleró la moción de censura por la decisión de la exalcaldesa Olivia Delgado de destituir cautelarmente al concejal Montañez Benítez, que iba a declarar por un presunto delito de malos tratos de los que fue absuelto?

“Como explicamos en su momento la unión del nacionalismo en Arico se estaba gestando desde hace bastante tiempo. Se habían realizado varios intentos y no había cuajado. Lo que aceleró fue la deslealtad de Olivia Delgado, no digo de sus concejales, de cesar al compañero sin tener en cuenta que primero tenía que haberse reunido con nosotros y todo el grupo de gobierno y comunicarnos la decisión porque el juzgado todavía no se había pronunciado sobre el caso”.

-¿Qué novedades habrá en su línea de trabajo teniendo en cuenta que participó y adoptó decisiones con el anterior grupo de gobierno?

“Efectivamente nosotros nos hemos reunido y fijado unas normas de trabajo. Por ejemplo, lo que se hacía antes de no atender a los vecinos, pues se ha reestablecido. Se atiende a todo el mundo pero se fijará un horario para poder salir a la calle a visitar obras. Pero estos días ha sido novedoso porque la gente ha recuperado volver al Ayuntamiento, sin la cortapisa de tener que pedir cita para dentro de diez o quince días. Nos hemos programado para elaborar un plan de obras, que esperamos que esté finalizado en breve para sacarlo a licitación y presentarlo a los ciudadanos”.

-¿Se arrepiente de alguna de las decisiones adoptadas por el anterior grupo de gobierno?

“Bueno, en nueve meses las decisiones no fueron a lo mejor tan importantes como las que deberíamos haber tomado, pero yo trabajé muy cómodo con los concejales socialistas, pero no con la alcaldesa, pues ella tomaba decisiones y hacía gestiones aparte, no solo de mi sino del resto de ediles. Creo que hay cosas que retomaremos, cosas buenas para el municipio que en su momento las aprobó la corporación entera, incluido CC, que estaba en la oposición”.

-¿Cuáles van a ser los objetivos que se ha marcado el grupo de gobierno?

“Uno de los objetivos es sacar adelante el Plan General de Ordenación, que en estos diez meses ha estado paralizado. Una vez que acabe la fase de alegaciones del avance, se trabajará para su aprobación. Nos reuniremos con la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, que dirige Domingo Berriel, para darle el impulso definitivo y que en dos años esté en vigor”.

-¿En qué aspectos se va a incidir en el plan general de ordenación para recuperar económicamente el municipio?

“Lo más importante es la creación de suelo urbano en aquellos barrios donde los jóvenes se están marchando porque no hay sitio para construir viviendas. Vamos a incidir en mantener lo que es la idiosincrasia de nuestro pueblo pero creciendo en este aspecto para que nuestra gente no tenga que abandonar el municipio. Por otro lado, hay que seguir apostando por las energías renovables eólica y fotovoltaica, pero de manera controlada. No queremos parques ubicados entre la autopista y el mar ni en las zonas de cultivo. Hay que hacerlos en los eriales y que sean un atractivo para crear empleo en el municipio y también para que los propietarios tengan una rentabilidad. En definitiva apoyar esos polígonos industriales y fomentar el de Las Eras, ya construido, para que se instalen empresas”.

-¿Cómo se encuentra financieramente el Ayuntamiento?

“Dentro de este marco de crisis económica el Ayuntamiento está saneado, pero tenemos que ser cautos y aguantar. También hay que reducir aquellos aspectos que no sean imprescindibles y atender a la población en sus servicios y demandas vecinales En cuanto a personal ya no se puede crecer. El grupo de gobierno va a intentar atender a las personas que se encuentran en situación de emergencia social. Ahora mismo tenemos unas 800 personas que se encuentran en situación de paro de una población total de 8.000, que es una cifra importante. Aparte de esto las situación se agrava porque hay familias donde todos sus miembros se encuentran sin empleo parados y hay que darles una solución. Tenemos que atender sus demandas de comida y de libros, etcétera”.