Tacoronte >

La Alhóndiga distingue 20 vinos de Tenerife en su XXV edición

Bethencourt, Dávila y Lozano dieron a conocer los galardonados en la XXV edición del certamen. / DA

GABRIELA GULESSERIAN | Tacoronte

Un año más, el Concurso Regional de Vinos Alhóndiga, el más veterano de los que celebran en Canarias, certifica la calidad de los caldos que se producen en el Archipiélago. Prueba de ello es que en esta XXV edición se concedieron 29 premios en las diferentes categorías presentadas, 20 de los cuales han sido para Tenerife, la Isla con mayor participación, cinco para Lanzarote y cuatro para la Palma.

Así lo puso de manifiesto ayer el presidente de la Fundación Alhóndiga y alcalde de Tacoronte, Álvaro Dávila, quien dio a conocer los ganadores del certamen en el que se entregaron tres alhóndigas de oro, 11 de plata y 15 de bronce.

Acompañado por el vicepresidente y consejero de Agricultura del Cabildo Insular de Tenerife, José Joaquín Bethencourt, y la directora del concurso y técnico del Gobierno de Canarias, Ruth Lozano, Dávila subrayó que contar con este galardón, que se coloca en las botellas de los vinos ganadores a modo de etiqueta, es “sinónimo de venta asegurada”.

Una afirmación con la que coincidió el consejero, quien aseguró que hay muchas empresas que basan su oferta vinícola en los premios de La Alhóndiga. Al respecto, indicó que los caldos de las islas se consumen cada vez pese a la disminución registrada en los últimos años. En su opinión, “la estrategia comercial que han realizado las diferentes administraciones” ha contribuido a este incremento. Pero se mostró convencido de que el sector de la restauración podría hacer “un esfuerzo mayor”, que iría acompañado de una regulación de los guachinches, ya que en muchos de ellos no se cumple con la normativa.

Por su parte, Ruth Lozano destacó la calidad de las 129 muestras presentadas a pesar de haber sido un año “difícil” para el sector quien ha hecho un “enorme” esfuerzo.

Las Alhóndigas de Oro fueron para el vino blanco seco Contiempo vidueño, de la denominación de Origen Valle de Güímar; Pagos de Reverón Afrutado, de Abona, y el vino mejor puntuado del concurso fue Matías y Torres un caldo de malvasía aromática, de la denominación de origen La Palma.