puerto de la cruz>

La caída de una tapa obliga a restringir el consumo de agua

Los últimos análisis sobre el estado del agua se conocerán mañana. | DA

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

La caída el jueves de una tapa en el depósito de agua de Aqualia, ubicado en La Vera, provocó que el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz recomendara no consumir agua del grifo en los barrios de La Vera, Las Arenas, Las Dehesas y el Taoro, debido a la posibilidad de que agentes externos contaminaran el suministro.

Pese a que los análisis realizados anteayer reflejaron “óptimos resultados”, el área de Sanidad del Consistorio, siguiendo instrucciones de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, mantendrá la restricción en el consumo hasta el lunes. No obstante, será mañana cuando se conozca el último resultado de los exámenes.

La concejala responsable del área, Antonia María Domínguez (PP), indica que “pese a que las analíticas reflejan que la calidad del agua está en perfecto estado, por precaución es conveniente que pasen cerca de 72 horas debido a que existen algunas bacterias que no se detectan hasta pasado ese tiempo; aún así las pruebas dejan claro que no existe contaminación alguna”.

Aunque tanto el Ayuntamiento como la empresa responsable, Aqualia, han avisado de la restricción a los ciudadanos a través de diversos medios, como megafonía móvil, bandos municipales y redes sociales, la edil apunta que “desde que tengamos el permiso de levantar la recomendación, se lo haremos saber a todos los portuenses afectados”.

En este sentido, Domínguez quiere evitar “alarmismos”, dejando claro que incluso desde Aqualia se tilda a la situación de “incidente leve”.

Por otra parte, el grupo de gobierno no contempla hasta el momento emprender ningún tipo de medida legal contra la empresa responsable. Durante el día de ayer, la citada Concejalía registró un importante número de llamadas de ciudadanos preocupados por la restricción y sus efectos colaterales.

Muchos vecinos preguntaron si los efectos de la limitación en el consumo se verán reflejados en la factura del agua. Ante este panorama, la empresa “no contempla efectuar de momento ningún tipo de modificación o compensación en el recibo”.

Mientras tanto, los supermercados de la zona, siguen reponiendo las reservas de agua embotellada ante la demanda provocada por la restricción.