cd tenerife >

La plantilla se defiende

Los jugadores del primer equipo, festejando un gol de esta temporada. / DA

MARTÍN-TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

En no pocas ocasiones se ha señalado a los jugadores de la plantilla de ser, en gran parte, los culpables de la caída de Andrés García Tébar. Claramente las declaraciones del entrenador manchego en la sala de prensa provocaron su divorcio de la plantilla, que eso sí, se defiende de que no provocó deliberadamente su destitución.

Kiko Ratón, uno de los jugadores con peso específico dentro del vestuario, reconoció, en declaraciones a la emisora Teide Radio-Onda Cero, que “todos tenemos mucha culpa de lo que ha sucedido en la destitución de Tébar. Al principio tenía muchas ganas e ilusión. Estábamos todos muy comprometidos, pero al final entre sus declaraciones y el poco acierto nuestro provocó que lo destituyeran”, expuso el delantero, que no escondió las diferencias existentes con el preparador a raíz de sus meteduras de pata públicas. “Nosotros estábamos con el entrenador a muerte, pero poco a poco se quebró el vestuario con las declaraciones del míster. Decidimos que teníamos que ir con total decisión a apoyar al club, pero al final las cosas no han salido porque nos faltó actitud en partidos. Está claro que la actitud es lo más importante dentro de un terreno de juego y sin ella no haces nada, por muchos jugadores buenos que tengas”, explicó el portuense. “Tébar llegó con mucha ilusión y con ganas de hacer las cosas bien. Al principio las cosas funcionaron, pero por unas circunstancias o por otras, los resultados no fueron los adecuados”, añadió en este sentido.

Y como admite que han tenido carencias en estos últimos partidos, Kiko apuesta por echar definitivamente toda la carne en el asador. “Ahora nosotros vamos a poner un poco más. Sabemos que no lo hemos hecho bien en los últimos partidos”, dijo.

“Hacerlo lo mejor posible”

Por su parte, Sergio Aragoneses defendió la profesionalidad del equipo en la Cadena Ser. “Nosotros siempre que salimos al campo tratamos de hacerlo lo mejor posible. No se dieron las circunstancias y el rendimiento no fue el adecuado, pero no se quiso hacer la cama a nadie”, dijo el portero, que aclaró que “las situaciones se han dado como se han dado. Nosotros hablamos las cosas internamente con el míster y quedó todo claro. Luego los resultados no acompañaron. Los jugadores siempre vamos a ser los señalados”, se quejó el gallego.

Acerca de la destitución de García Tébar, Aragoneses se limitó a decir que el entrenador acabó en el paro por culpa, única y exclusivamente, de los resultados. “Todos tenemos nuestra parte de culpa, y ahora de nada valen las excusas. Hay que tratar de revertir la situación”, puntualizó.

Lamentó que cuando las cosas no salen en lo deportivo, “se señala un poco más a la gente que es un poco más veterana. Acepto las críticas, sobre todo las futbolísticas. Lo que intento es ser honesto conmigo mismo y trabajar al cien por cien”, explicó. Por último abogó por pasar página, ya que tiene claro que el equipo aún tiene opciones de alcanzar la segunda plaza. “Todo lo que ha ocurrido hasta ahora, tenemos que dejarlo al margen. Todo lo malo que nos ha pasado, que nos sirva para ser más fuertes con cara al futuro”, dijo.

“El grupo está con ganas de sacar esto adelante. Con todo lo que ha ocurrido, tenemos nuestras opciones de clasificarnos para la fase de ascenso”, añadió en este mismo sentido.

Todos con el sustituto

Kiko Ratón también apostó por dejar atrás todo lo que ha sucedido en las últimas fechas y arropar al nuevo entrenador. “Aquí tenemos que saber todos lo que tenemos que hacer en cada momento.

El consejo es el que ha creído que sea Quique Medina el que lleve al equipo hacia el ascenso y creo que es una decisión correcta. Conoce bien a los jugadores de la tierra y a los futbolistas que estaban de la temporada pasada. Ojalá todos juntos podamos lograr el objetivo”, deseó el delantero.