SANTA CRUZ >

La posible paralización de la playa aviva una marejada en la capital

La playa de Santa Cruz de La Palma ha pasado a primer plano del debate político y ciudadano. / DA

D. SANZ | Santa Cruz de La Palma

A menos de veinticuatro horas de la manifestación en defensa de la continuidad de las obras de la playa, que tendrá lugar al mediodía de este sábado por el centro de la capital palmera, el alcalde, Sergio Matos, remitía, en nombre de la Corporación de Santa Cruz de La Palma, un comunicado trasladando a la opinión pública un mensaje de unidad entre las fuerzas políticas y las instituciones en defensa de esta obra y, en especial, las que tienen que ver con el saneamiento, que son las que pueden poner en peligro su continuidad.

Sergio Matos, que ha conservado hasta ahora una gran prudencia durante este proceso pese al difícil equilibrio político en el que tiene que manejarse, señaló que “en estos momentos existe voluntad política por parte de los tres grupos con responsabilidades de gobierno en las distintas administraciones públicas, tanto por parte de nuestros representantes en el Congreso y en el Senado, como en el Gobierno de Canarias, el Cabildo, y por supuesto los tres grupos políticos con representación municipal, de forma que todos estamos remando en la misma dirección a fin de sacar adelante esta obra fundamental para el futuro de nuestra ciudad y esperamos contar con la implicación y la comprensión de nuestros ciudadanos”.

No obstante, esta no es la percepción de quienes convocan la manifestación de hoy, entre los que se encuentran los empresarios del casco de Santa Cruz, sindicatos, etc, dado que han apuntado que los problemas de financiación pueden responder a diferencias políticas.

El sector comercial que achaca a las obras de la playa, sumado a la crisis, el descenso de la actividad económica, debido a la desaparición de cerca de 800 plazas de aparcamiento público en la avenida Marítima, teme todavía otra vuelta de tuerca más a su ya difícil situación si las obras del litoral se paralizan. Pese a todo, el alcalde de la capital palmera ha querido invitar al optimismo y asegura que “frente a cierto mensaje derrotista que parece percibirse en algunos sectores, la Corporación municipal confía en que las obras de la playa saldrán adelante”.