tenerife >

La solidaridad no es ningún juego

Buena parte de los ingresos de los casinos insulares, algo menos de la mitad, va a parar a los impuestos. / MOISÉS PÉREZ

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Los casinos y salones de juegos suelen estar relacionados con una imagen negativa. Pero todo tiene su otra cara. Al menos eso ocurre con los establecimientos de esta índole que se encuentran en la Isla y que son de carácter público. Desde hace ya algunos años, el Cabildo de Tenerife gestiona tres casinos: en Playa de Las Américas, Puerto de la Cruz y Santa Cruz, pero sus beneficios no revierten en las arcas públicas sino a un fin bien distinto.

Las ganancias que se obtienen de las conocidas máquinas tragaperras, el black jack o la ruleta, una vez saldados los gastos del mantenimiento de estos negocios, su personal y de abonar los correspondientes impuestos derivados de esta actividad, se destinan a diferentes asociaciones benéficas.

En este sentido, se calcula que desde que se comenzó con esta contribución, hace ya diez años, la Corporación insular ha aportado más de ocho millones de euros a más de 70 organizaciones benéficas, indicó a este medio el consejero de Presidencia y Hacienda del Cabildo, Víctor Pérez Borrego.

Ante la posibilidad planteada hace unos meses de que el Gobierno de la Isla dejara en manos públicas estas instalaciones, el consejero responsable de la gestión de las empresas y entidades públicas, insistió en que los casinos se sacaron a concursos al ser parte importante de la oferta turística “y el Cabildo asumió su gestión al quedar desierto el concurso y entender la necesidad de su puesta en marcha, pero en ningún momento ha creado negocio con ello”.

En los tres negocios de esta índole con los que cuenta la Isla trabajan unos 200 empleados, y por éstos pasaron durante el pasado año un total de casi 300.000 personas, si se tiene en cuenta las visitas a las salas de máquinas y las de juego. Destacar que la cifra no difiere demasiado con la de 2010 y más si se tiene en cuenta que en el mes de agosto de ese año el casino de la capital cerró sus puertas para acoger obras de mejora, el cual se prevé entre en funcionamiento, de nuevo, próximamente. A pesar de la continuidad estos últimos años, el número de visitantes se ha reducido en más de 30% con respecto a 2007, año en el que se empezó a apreciar los efectos de la crisis.

En cuanto a los ingresos, los dos casinos abiertos durante el pasado año recaudaron un total de 11,8 millones, una cifra que cayó casi la mitad con respecto a la del año 2007. De los tres establecimientos, en estos últimos años, el que más beneficios ha generado es el de Taoro, seguido de cerca por el de Playa de Las Américas y, por último, el de Santa Cruz.

Quizás para aquellos que a menudo pierden importantes cantidades de dinero, les consuela, en algo, pensar que esos fondos están destinados a ayudar a los más desfavorecidos.

[apunte]

Curiosidades

Más turistas. La gran mayoría de las personas que visita estas instalaciones de juegos son turistas. De hecho, en general, el 77% de los usuarios son extranjeros frente al 23% de residentes. Ésta es la distribución general salvo en el caso de Santa Cruz, donde ganan los canarios.

Impuestos. Los casinos cuentan con un régimen fiscal diferente.Entre los años 2008 y 2009 se abonaron en concepto de impuestos más de 13 millones de euros, lo que supone en torno al 45% de los ingresos.

Ayudas. Las partidas destinadas al patrocinio y entidades benéficas son dispares, dependiendo de los beneficios. Así, en algún caso han llegado a ser del 50% de esta cifra.

Únicos de España. Los casinos del Cabildo (Puerto de la Cruz, Santa Cruz y Las Américas) son los únicos públicos de España.

[/apunte]