sucesos >

Libertad sin cargos para el español preso en una cárcel turca por sustraer dos piedras


EUROPA PRESS
| Zaragozsa

Diego Martínez, el joven de Calatayud, que se encontraba en una cárcel de Turquía por coger dos piedras que resultaron tener valor histórico, volverá este sábado a España, tras haber sido absuelto en el juicio que se ha celebrado hoy contra él.

Martínez se encontraba privado de libertad desde el 26 de marzo, fecha en la que debía regresar a España tras un viaje a Turquía en el que le acompañaban su hermano, su cuñada y una tía. En el Aeropuerto de Antalya, al pasar por el control de equipajes, hallaron en su equipaje dos pequeñas piedras, que Diego había guardado tras cogerlas como recuerdo del suelo de un aparcamiento, situado fuera del recinto de las ruinas de Pergue, en la Capadocia.

Las piedras tenían valor histórico, hecho que Diego ignoraba. El joven fue detenido y tras restar declaración, el juez decretó prisión sin fianza por riesgo de fuga. Su hermano Cosme permaneció durante varios días en Turquía para intentar que Diego fuera puesto en libertad lo antes posible. Los recursos de la familia no prosperaron y han tenido que esperar al día del juicio.

Amigos de Diego han indicado a Europa Press que a lo largo de la mañana podrá dejar la cárcel, y que mañana emprenderá el viaje a España, al tiempo que han mostrado su alegría, aunque han considerado injusto que haya tenido que estar recluido un mes.

Diego Martínez, de 27 años, conductor de ambulancias, ha sido finalmente absuelto como presunto autor de un delito de tráfico de antigüedades. En el juicio ha estado acompañado por su hermano y su cuñada.

Familiares, amigos y vecinos han estado apoyando a Diego en todo momento, incluso el pasado 21 de marzo, organizaron una concentración en Calatayud para pedir que se agilizara su liberación.

Está prohibido sacar de Turquía bienes de interés cultural y antigüedades de más de un siglo. Las autoridades controlan de forma muy estricta la salida del país de objetos que puedan entrar dentro de esa categoría. En ocasiones aplican un criterio muy amplio, entrando en esta categoría objetos y antigüedades aparentemente de escaso valor, según informa el Ministerio de Asuntos Exteriores en su página web.