rusia >

Los investigadores creen que el subdirector de la cárcel ayudó al preso que se fugó en helicóptero


EUROPA PRESS
| Moscú

Los expertos de la Comisión de Investigación de Rusia sospechan que el subdirector de la prisión de Vologda, Alex Belolikov, fue sobornado para ayudar en su huida al preso Alexei Shestakov, que se fugó del centro el 22 de marzo pasado a bordo de un helicóptero y fue posteriormente detenido.

“En el marco de la investigación sobre la fuga en helicóptero se ha descubierto que el subdirector de la prisión de Vologda, Alexander Belolikov, aceptó un soborno”, ha afirmado el portavoz de la Comisión de Investigación, Vladimir Markin, en declaraciones a la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

Los fiscales del caso han descubierto que el prisionero fugado, Alexei Shestakov, logró ser excluido de la lista de convictos con riesgo de fuga en 2011, lo que le permitió disfrutar de un régimen penitenciario más flexible. Shestakov, de 35 años, está condenado por un triple homicidio y debe permanecer ante rejas hasta 2024. Su fuga ha marcado un hito en la historia del sistema penitenciario ruso al ser la primera completada con éxito con un helicóptero

El preso prometió a sus dos cómplices una recompensa de dos millones de rublos a cambio de alquilaran un helicóptero y obligaran al piloto a punta de pistola a aproximarse al patio de la prisión, desde donde Shestakov logró introducirse en la aeronave alzándose con una cuerda.

Horas después de la huida, las fuerzas de seguridad lograron arrestar al preso y, varios días después, fueron detenidos sus dos cómplices. Los investigadores han descubierto que el recluso mantenía una red de negocios desde su celda y que coordinó su plan de huida con llamadas por teléfono móvil y mensajes de Internet, a pesar de que ese tipo de comunicaciones están prohibidas en la cárcel.