alemania >

Los piratas alemanes se distancian de la ultraderecha y eligen presidente

EFE | Berlín

Los Piratas, la joven formación que ha conmocionado a los partidos tradicionales en Alemania con sus éxitos electorales, se distanciaron hoy claramente de la ultraderecha tras las polémicas declaraciones de algunos de sus miembros y eligieron nuevo presidente.

Bernd Schlömmer, de 41 años y funcionario en el ministerio federal de Defensa, fue elegido con una amplia mayoría para suceder al frente de la formación al informático de 28 años Sebastian Nerz, que condujo con éxito durante el último año el partido hasta convertirlo en una fuerza política emergente.

El nuevo “capitán” de los piratas obtuvo un 66,6 % de votos de los 1.500 afiliados asistentes al congreso federal de Los Piratas en la localidad de Neumünster (norte del país), frente al 56,2 % de su antecesor.

Schlömmer se había distanciado anteriormente de manera clara y explícita de cualquier posición de extrema derecha en una jornada marcada por el pasado nacionalsocialista de Alemania y los intentos de infiltración del joven partido por parte de connotaciones neonazis.

Para acabar con ese debate y poder abordar otros temas como la elección de su nuevo presidente, los piratas interrumpieron el orden del día y aprobaron por mayoría abrumadora una declaración condenatoria del nacionalsocialismo.

“El Holocausto es una parte inseparable de la historia. Negarlo o relativizarlo bajo el manto de la libertad de expresión contradice los principios básicos del partido”, señala la declaración que pretende acabar con la discusión sobre el pasado histórico de Alemania.

Jan Leutert, responsable de la organización del congreso, reconoció ante los medios que poco antes un asistente había propuesto discutir la realidad del Holocausto y que incluso había surgido un candidato a la presidencia de la formación, que pedía despenalizar la negación del genocidio judío.

El rechazo a toda cercanía a la extrema derecha quedó patente cuando una gran parte de los piratas abandonaron la sala en señal de protesta cuando otro orador se refiriera en su intervención ante los presentes a la amenaza del judaísmo internacional.

En su décimo congreso Los Piratas continuaron ejerciendo la política de base en la que cualquiera de los asistentes puede presentar una resolución o su candidatura para un cargo, también para la presidencia, a la que concurrieron un total de diez personas.

“Éramos jóvenes y éramos pequeños, pero ya hemos escrito historia”, señaló la secretaria general de Los Piratas, Marina Weisband, al inaugurar el congreso, en el que subrayó que, tras los éxitos electorales, “nos toman en serio”.

El partido de Los Piratas, fundado por defensores de la libertad total en internet, es una oferta a la sociedad que defiende la idea de que “debemos comunicarnos a través de la red, ya que de ella salen las mejores ideas”, afirmó Weisband.

Tras lograr representación parlamentaria en las cámaras regionales de Berlín y el Sarre, los piratas aspiran a acceder a los parlamentos de Schleswig Holstein y Renania del Norte-Westaflia, donde se celebran comicios legislativos el 6 y 13 de mayo, respectivamente.

Los sondeos demoscópicos indican además que los piratas podrían conseguir hasta un 13 % de votos en las elecciones al Bundestag, el parlamento federal, superando ampliamente a otras formaciones tradicionales como el Partido Liberal o la izquierda.