Arona >

Matos apuesta por una decena de zonas comerciales abiertas en el Sur

VICENTE PÉREZ | Arona

Las pequeñas y medianas empresas del Sur de Tenerife, incluido el comercio tradicional, deben afrontar un triple reto: la crisis económica, la prevista llegada de grandes superficies por la directiva europea que elimina las trabas a su implantación y el todo incluido en los hoteles. Para ello, tendrán que “competir con sus armas: unirse, modernizarse, dinamizarse y poner en valor una oferta con características propias y en entornos atractivos”.

Así lo cree el director general de Comercio del Gobierno canario, Gustavo Matos, quien opina que, en esta parte de la Isla, una decena de áreas de comercio tradicional “reúnen las condiciones para convertirse en Zonas Comerciales Abiertas (ZCA) de calidad”, algunas ya constituidas como tales. Una lista (no cerrada) que forman Granadilla casco, San Isidro, Los Abrigos, Las Galletas, San Miguel casco, Adeje casco y costa turística, Los Cristianos, Los Gigantes y Guía de Isora casco.

Matos reconoce que las ayudas al sector mermarán este año, “por el mazazo a las políticas de comercio en los Presupuestos del Estado”, algo que lamenta, pues “las pymes tienen que adaptarse a prisa a los cambios del mercado”. Con estos recortes presupuestarios a la vista, el director general avanza que el Gobierno canario y el Cabildo están definiendo aún las áreas de la Isla donde invertirán en 2012, al tiempo que destaca los efectos positivos de las políticas públicas para el comercio tradicional, en cuanto a equipamiento y dinamización, gerencias, mercados municipales y el plan de ayudas a las ZCA, “la joya de la corona”.

[apunte]

El plan especial, en marzo de 2013

El director general prevé que el plan territorial especial que fija dónde se pueden establecer grandes equipamientos comerciales estará aprobado de forma definitiva “antes de marzo del próximo año”. Según la propuesta en fase de aprobación inicial, estas empresas se podrán instalar en nueve áreas diferentes del Sur de Tenerife, localizadas en los municipios de Candelaria, Güímar, San Miguel, Granadilla, Arona, Adeje y Guía de Isora. Al respecto, Matos aclara que esto no significa que el Gobierno canario permita ese número de grandes superficies, sino que “serán los ayuntamientos los que decidan en sus respectivos planes generales, y al final la Cotmac, si quieren desarrollar ese suelo como tal”. El alto cargo enfatiza que el Gobierno canario “está exprimiendo al máximo hasta donde permite la legislación de la UE para regular la implantación de grandes equipamientos comerciales, porque la directiva de servicios en vigor elimina las trabas comerciales, y sólo se pueden limitar por razones urbanísticas y ambientales”.

[/apunte]