CD TENERIFE> LA actualidad

“Nos jugamos el año entero”

Quique Medina posa con una bandera de Tenerife en las instalaciones de El Mundialito. | CDTENERIFE

José Antonio Felipe | Santa Cruz de Tenerife

Rotundo se mostró ayer Quique Medina, entrenador del CD Tenerife, a la hora de analizar el encuentro del próximo domingo frente al Real Oviedo en el Rodríguez López. El máximo responsable técnico chicharrero indicó saber que “los jugadores saben que se juegan el año entero porque estamos ante un partido crucial”.

Eso sí, Medina se resistió a considerar “definitivo”, el encuentro frente a los carbayones. “Estamos a un punto del quinto y a cuatro del segundo. Tras el partido del Oviedo quedan dos más. Podemos dar un salto importante el domingo pero no será definitivo para la clasificación”, dijo.

Quique mostró su confianza en que los suyos contarán con el apoyo de la afición “que responderá hasta el final y estará, como siempre, a muerte con el equipo”, por lo que esperó que los futbolistas “sean capaces de competir y de disputar el partido como se han estado entrenando a lo largo de toda la semana”.

Tampoco quiso esconder sus cartas al manifestar sin problema que el once inicial “se parecerá mucho al que el jueves jugó contra el Tenerife B”, por lo que el mismo podría estar compuesto por: Sergio Aragoneses (que no formó en ese equipo al llegar más tarde con permiso del club), Sergio Rodríguez, David Medina, Pablo Sicilia, Raúl Llorente; Chechu, Kitoko, Víctor Bravo, Kike López; Luismi Loro y Aridane Santana.

Al respecto del próximo rival blanquiazul, el Real Oviedo, aseveró que es “muy difícil”, ser regular en Segunda B y que los del Principado, como el Tenerife, son también “un equipo bastante irregular”. “No sabemos qué rival nos vamos a encontrar, lo que de verdad me preocupa es nuestra respuesta”.

Cuestionado por otro de los temas que en los últimos días están en boca de todos, los impagos a la plantilla, el preparador afirmó que “son situaciones que no son positivas para el equipo”, pero que lo que le han trasladado a la plantilla es “que tengan tranquilidad porque todos saben que van a cobrar”.