Philip Morris encarece 25 céntimos las cajetillas de Marlboro, Chesterfield y L&M

EUROPA PRESS | Madrid

Philip Morris subirá previsiblemente mañana 25 céntimos el precio de sus principales marcas de cigarrillos, entre ellas ‘Marlboro’, ‘Chesterfield’ y ‘L&M’, con lo que se convierte en la primera tabaquera que reacciona a la modificación del impuesto sobre labores del tabaco aprobada por el Gobierno el pasado viernes.

En concreto, la cajetilla de ‘Marlboro’ costará en la Península a partir de mañana 4,50 euros, ‘Chesterfield’ tendrá un precio de 4,20 euros y ‘L&M’ de cuatro euros, una vez publicada la resolución del Comisionado del Mercado de Tabacos en el Boletín Oficial del Estado (BOE), informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Otras marcas de la multinacional estadounidense que se encarecerán en la misma proporción a partir de mañana son ‘Lark’, que pasará a costar 4,50 euros, ‘Next Red’, que tendrá un precio de cuatro euros, lo mismo que ‘Philip Morris’, y ‘Esse’, 3,70 euros.

Se trata de la primera subida de precios de cigarrillos del año, que vuelve a liderar como en otras ocasiones Philip Morris, a la que previsiblemente secundarán en los próximos días otras marcas de la competencia.

Tras los cambios aplicados por el Ejecutivo, el sector ya auguraba alzas en las cajetillas de cigarrillos de entre 20 y 25 céntimos, al considerar que la modificación suponía un aumento de la presión fiscal.

En concreto, el Gobierno ha bajado el tramo ‘ad valorem’ del 57% al 55%, al tiempo que ha elevado el tipo específico desde 12,7 euros a 19 euros por cada 1.000 cigarrillos, mientras que el impuesto mínimo se mantiene en 116,9 euros por cada 1.000 unidades.

Según fuentes del sector, el hecho de que no se haya actualizado el impuesto mínimo “aumenta la brecha” con las marcas más baratas.