educación >

Proponen que el Pacto por la Educación en Canarias sea “social, político y económico”

AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife

El proyecto del Pacto por la Educación Pública en Canarias promovido por los sindicatos CC.OO., Fete-UGT, Insucan y Udeca (organización de estudiantes) pretende una mayor participación social, además de medidas políticas y económicas, con el objetivo de generar una mesa de participación entre todos los agentes implicados en la enseñanza.

El proyecto, presentado este lunes en Tenerife a los medios de comunicación, es el resultado de un trabajo en el que se ha tenido en cuenta el reciente informe del Consejo Escolar de Canarias, los objetivos estratégicos de la Unión Europea respecto a la educación y el pacto de enseñanza que dio a conocer en su día el exministro de Educación, Ángel Gabilondo. “Cuando tengamos todas las propuestas las elevaremos a la Consejería de Educación, al Consejo Escolar y a los diferentes grupos parlamentarios”, precisó José R. Barroso Arteaga, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. Canarias.

El proyecto del Pacto Social, Político y Económico por la Educación en Canarias tiene entre sus objetivos adoptar las medidas adecuadas para que todos los estudiantes finalicen la educación obligatoria con los conocimientos, competencias básicas y valores necesarios para su desarrollo personal y profesional.

También persigue garantizar la escuela pública, equitativa, de calidad en todos los niveles educativos, evaluar los resultados del alumnado y el funcionamiento del sistema como factores imprescindibles para continuar mejorando la calidad de la educación. Además, pretende fomentar que los estudiantes continúen con su formación, como mínimo hasta los 18 años, flexibilizando las diferentes ofertas; así como ampliar la oferta de Formación Profesional (FP), tanto para los jóvenes de edad escolar como para la población adulta. Otros objetivos del pacto son incrementar el uso pedagógico de las tecnologías de la información y comunicación, el aprendizaje correcto de un idioma extranjero -especialmente el inglés-, y conseguir que ningún estudiante deje sus estudios por falta de recursos económicos. Asimismo, se insta a una mayor implicación de los diferentes agentes que intervienen en la educación, garantizar que el profesorado disponga de la preparación necesaria para hacer frente a las necesidades actuales y futuras de la labor docente; asegurar la educación inclusiva, el reconocimiento a la diversidad y la interculturalidad.

De igual modo, en el documento se reclama, entre otros aspectos, que en el año 2015 la financiación ocupe un porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) similar al de la media europea.

Barroso señaló en la presentación del proyecto del pacto que uno de los principales problemas de la educación en Canarias es que no se atiende debidamente la diversidad; y citó el abandono escolar, las sustituciones de profesores y la disminución de la oferta de la FP, como tres de los grandes problemas actuales de la enseñanza en las Islas