CD TENERIFE >

Quique Medina, la última bala

Miguel Concepción y Quique Medina, en la presentación del tinerfeño como nuevo entrenador blanquiazul. | DA

MARTÍN-TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

Tal y como se esperaba, ayer Andrés García Tébar pasó a engrosar la lista de exentrenadores del CD Tenerife. Miguel Concepción firmó su sentencia por la mañana, para inmediatamente después entregarle las riendas del equipo a Quique Medina, que estaba al cargo del conjunto filial. El entrenador tinerfeño estará hasta el final de la presente campaña y tiene como metas, primero clasificar al equipo para los play off, y luego abordar la complicada misión del ascenso.

Tras reunirse a primera hora con el director deportivo y con García Tébar, el máximo dirigente del club presentó ante los medios a su relevo. Escoltado por Pedro Cordero y por el propio Medina, Concepción explicó los argumentos con los que fundamentó su decisión: “El equipo está cediendo terreno. Ha dado un bajón en los últimos partidos”.

También desveló que influyó mucho las varias salidas de tono que protagonizó el manchego en diversas ruedas de prensa. “Mi opinión es que un momento dado ciertas declaraciones tenían que haber sido dentro del vestuario y no hacia fuera”, dijo al respecto.

Sobre la elección de Medina, Concepción aseguró que “si lo tenemos aquí, para qué buscarlo fuera. Sabemos que se entregará de lleno en el equipo y que conseguirá esa complicidad y unión entre plantilla-entrenador. Asumirá su responsabilidad sin presión”, explicó el presidente de la institución.

Quique Medina, entrenador del Tenerife B, dirigirá al primer equipo hasta el final de campaña. | S.M.

Octavo entrenador despedido durante el mandato de Miguel Concepción

Ayer Miguel Concepción firmó la destitución del segundo técnico de la presente temporada. Andrés García Tébar corrió la misma suerte que anteriormente sufrió Antonio Calderón. Ya son ocho los técnicos que el presidente blanquiazul ha despedido de su cargo desde que ejerce su cometido.

El empresario palmero accedió a la presidencia en febrero del año 2006. Desde entonces ha decretado la sentencia de ocho preparadores. La lista está formada por David Amaral, que fue despedido en dos ocasiones (2006 y 2011), Bernd Krauss, Gonzalo Arconada, Juan Carlos Mandía, Antonio Tapia, Antonio Calderón y, por último, Andrés García Tébar.

Durante su mandato también se produjo la dimisión de Juan Martínez Casuco, en la penúltima jornada de la temporada 2006-2007.

En las campañas 2007-2008, 2008-2009 y 2009-2010, Concepción mantuvo la confianza en el valenciano José Luis Oltra, que acabó su contrato justo cuando el conjunto descendió de Primera a Segunda División.

Sin embargo en el curso posterior, 2010-2011, la tendencia cambió radicalmente y hasta cuatro técnicos pasaron por el banquillo tinerfeñista.

Durante el presente campeonato se mantiene esa misma línea, ya que ya han entrenado al equipo Calderón (que dirigió al equipo en 21 encuentros) y García Tébar (que solo estuvo en 12 choques).

[apunte]

Las claves

A propuesta del director. Concepción aseguró que fue el director deportivo el que sugirió el nombre del técnico tinerfeño como relevo idóneo para Tébar: “Me ha puesto la solución de Quique Medina y la veo fenomenal. Estoy encantado y hay que apoyarlo”, manifestó.

Cordero, luces y sombras. El presidente reconoció que Cordero ya se ha equivocado en las dos elecciones anteriores (Calderón y Tébar). No obstante, también dijo que al director deportivo se le deben asumir algunos aciertos: “Tenemos una plantilla que ha estado casi toda la temporada en puestos de play off. Qué más quisiera que acertar y haber tenido un solo entrenador, pero hay que tomar decisiones y se toman con el asesoramiento de la dirección deportiva”.

Futuro de la cantera. Con la llegada de Quique Medina al banquillo, la cantera podría tener un mayor protagonismo. Concepción afirmó que le gustaría contar con un equipo que mayoritariamente estuviera compuesto por jugadores de la tierra, pero señaló que los canteranos salen “por diversas causas”. “A todos nos gustaría que todos los jugadores de la plantilla fueran de aquí. Pero no es así, porque de Canarias se van fuera y de otra tierra vienen. Es muy difícil conseguir un equipo con toda la gente de la tierra”, dijo.

No está agotado. El dirigente aseguró no encontrarse agotado de ejercer su cargo. “Llevo algunos años en el club y ha habido éxitos y fracasos. No me doy por vencido ni abandono”, afirmó.

[/apunte]