sucesos >

Recuerdan a los comisarios que los vehículos oficiales son para servicios policiales

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

“Los vehículos oficiales solo podrán ser utilizados en servicios policiales”. Así reza el insólito punto segundo del comunicado que el Ministerio del Interior envió el pasado 6 de marzo a lo más granado del Cuerpo Nacional de Policía, es decir, subdirectores generales, comisarios generales, jefes de división y jefes superiores de policía.

Tan singular recordatorio se argumenta en el propio comunicado interno. El mismo se explica que “los vehículos asignados a las distintas plantillas y unidades constituyen un medio fundamental para la adecuada realización de los servicios policiales”. Superada la obviedad, llega la inevitable alusión a la crisis, ya que se apunta que “las restricciones presupuestarias que afectan a nuestra Dirección General inciden considerablemente en el capítulo destinado a la adquisición y mantenimiento de los vehículos policiales, lo que obliga a que se haga un uso racional y adecuado de los mismos, con el fin de mejorar su rendimiento y alargar, en lo posible, su duración en el mejor estado de conservación”. La conclusión recuerda que “es necesario que tanto por los responsables policiales como por los funcionarios que los conducen y utilizan se cumpla adecuadamente lo dispuestos en la Resolución de la Dirección General, de 11 de diciembre de 1995, sobre Asignación y utilización de los vehículos del Parque Policial.

La reacción sindical es distinta segúnla central que se consulte. Mientras la Confederación Española de Policía (CEP) se limita a recordar, como hace Interior, a los altos mandos de que se debe utilizar convenientemente los vehículos, muy distinto es el parecer de la Unión Federal de Policía.

Así, la UFP engloba el comunicado en cuestión en un contexto en el que, según ellos, se sigue “denunciando y nadie pone remedio. El tema es alarmante; se están cometiendo abusos en la utilización de los coches oficiales, asignados o intervenidos, en el Cuerpo Nacional de Policía”.

Tras aludir a la Resolución de 11 de septiembre de 1995 y al comunicado del 6 de marzo pasado, la UPF cita sucesos que parecen encontrarse en el origen de esta polémica, ya que “recientes acontecimientos ocurridos en Palma de Mallorca, recuerdan que la normativa no se cumple, incluso este sindicato llegó a denunciar en el ámbito penal, al jefe de la Comisaria Local de Andújar por uso indebido de un vehículo oficial”.

“No estamos, por tanto, pidiendo sino exigiendo que se cumpla la normativa -continúa el sindicato-. Podemos ir más allá y precisar que en la generalidad de los casos, son los mandos policiales quienes se asignan un vehículo oficial para uso propio”.

Finalmente, la UPF ofrece una solución: “Exigir un cumplimiento de la normativa, que se controlen los abusos mediante un sistema de Libro Registro para cada vehículo oficial”.