tenerife > norte

Santa Úrsula debe 600.000 euros a la Mancomunidad del Nordeste

LUIS F. FEBLES | Santa Úrsula

El déficit pasa factura. Santa Úrsula es el municipio que más debe a la Mancomunidad del Nordeste. En concreto, 600.000 euros, cifra que según la alcaldesa de la localidad, Milagros Pérez (PP), “tiene su origen en la elevada deuda heredada del anterior gobierno de la Agrupación Independiente de Santa Úrsula (AISU)”. Así, de los cinco Ayuntamientos que forman parte del ente supramunicipal, dirigido a unificar criterios en la prestación de servicios básicos comunes, La Victoria, El Sauzal y Tacoronte no adeudan cantidad alguna, mientras que La Matanza hará efectivo en breve el pago pendiente.

Milagros Pérez deja claro que “el Consistorio no puede hacer frente a una cantidad tan elevada provocada por la mala gestión del anterior alcalde Ricardo García (AISU); no hay que olvidar que somos herederos de más de cuatro millones de débito”.

Ante este panorama, el presidente de la Mancomunidad del Nordeste y alcalde de Tacoronte, Álvaro Dávila (CC), esperará a la próxima reunión de es entidad para establecer un plan de pago y poder subsanar paulatinamente dicha cantidad.

“Hasta ahora, todas las demás corporaciones están al día. Cuando nos reunamos, previsiblemente el viernes, trataremos este asunto para solventarlo de la mejor manera posible”, señala Dávila.

Predisposición

En este sentido, Milagros Pérez “agradece la voluntad del ente comarcal” a la hora de tratar el problema de Santa Úrsula, dado que no se emprenderá ningún tipo de acción legal contra los ayuntamientos más morosos.

Por último, en unas semanas, el actual presidente de la asociación, Álvaro Dávila dejará de ejercer sus labores en la dirección de un aparato que tiene su origen en el año 1999.

[apunte]

‘No a la del Valle’

La alcaldesa de Santa Úrsula lo tiene claro: “Por el momento, el Ayuntamiento no entrará en la Mancomunidad del Valle de La Orotava”. Así se desprende de las manifestaciones realizadas por la mandataria popular a este periódico, en las que de forma tajante aclara que el grupo de gobierno no consideraba esta posibilidad al tratarse de un ente en el que “no se sabe exactamente que objetivos persigue y que, además, “no tiene sede social ni aportación económica a priori. Los alcaldes tienen que hacer frente a muchas cosas, y en este Ayuntamiento se acordó años atrás salir de esa asociación por su inoperatividad”, subraya. Las afirmaciones de Milagros Pérez son diferentes a las realizadas el martes en el Pleno por el teniente de alcalde de La Orotava, Francisco Linares, quien, dijo que Santa Úrsula había sido invitada “y todo parece indicar que volverá a integrarse”. Es más, Linares informó de que la próxima reunión se celebrará mañana en este municipio.

[/apunte]