Granadilla >

Sí se puede pide que los autores de obras ilegales paguen la reparación

DIARIO DE AVISOS | Granadilla

El concejal de Sí se puede en Granadilla, Antonio Cabrera, ante el anuncio del inicio de la recuperación del firme de la carretera TF 636, que une San Isidro con Chimiche, considera que “los responsables de las obras ilegales deben ser los que asuman el coste de las obras y no usar fondos públicos para cubrir las ilegalidades de otros”.

Cabrera, que ha denunciado en los últimos días las canteras ilegales que se están utilizado para continuar la obra del puerto de Granadilla, afirma que el motivo evidente de que una parte significativa del asfalto de la TF 636 haya prácticamente desaparecido es la utilización de camiones de gran tonelaje cargados de piedras procedentes de las canteras ilegales situadas entre los kilómetros 7 y 8 de dicha vía.

Varias denuncias

Han sido muchas las quejas y denuncias que se han interpuesto por vecinos de la zona en la Policía Local de Granadilla y en la Concejalía de Servicios de este Ayuntamiento, pero se ha hecho caso omiso a éstas.

“Lo único que se le ocurre al concejal de Obras es sacar un escrito en prensa pidiendo que los usuarios de la vía tengan precaución, que atiendan a las señales de limitación de velocidad que ha colocado el Cabildo Insular de Tenerife un mes más tarde, y que pronto se parcheará la vía”, explica la misma fuente.

El edil ecosocialista asegura que el Cabildo y el Ayuntamiento han consentido en la realización de unas extracciones completamente ilegales, hechas sin ninguna calificación ambiental, que han provocado infinidad de problemas a los usuarios de la carretera TF 636.

Cabrera opina que “el Cabildo insular debería pasar la factura del coste total de la rehabilitación del firme de esta vía a las empresas que han puesto en marcha las extracciones ilegales y a los responsables políticos que han autorizado estas canteras sin el más mínimo control e incumpliendo la legislación vigente”.

Mirar para otro lado

Finalmente el concejal granadillero asegura en un comunicado que “no se puede mirar para otro lado cuando además esto es la punta de iceberg, porque hay constancia de que hay previstas más aperturas de canteras ilegales en nuestro municipio con el beneplácito de esta corporación municipal”.