conflicto con argentina por ypf >

Soria: “El objetivo es mantener la mejor relación con Argentina”, pero se defenderá a Repsol

El ministro de Industria, José Manuel Soria, durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta. / EFE

EUROPA PRESS | Madrid

“El objetivo del Gobierno de España ha sido, es y va a seguir siendo mantener la mejor relación” con el Ejecutivo argentino, sin renunciar a la defensa de los intereses de Repsol frente a la reciente expropiación del 51% de YPF, según ha asegurado este martes el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. Mientras tanto, la Unión Europea se ha planteado denunciar en las próximas semanas a Argentina ante la Organización Mundial del Comercio por sus restricciones a las importaciones de productos foráneos.

En todo caso, Soria ha precisado que el Ejecutivo reclamará al Estado argentino el pago de un “justiprecio” por el 51% de YPF y “suspenderá todo tipo de tratos de preferencia en sus relaciones comerciales, económicas e industriales” con el país iberoamericano.

El ministro ha realizado estas consideraciones durante su intervención en la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso, en la que ha aprovechado para describir los distintos contactos con las autoridades argentinas antes de la expropiación y para lamentar el cambio de postura del Ejecutivo de Cristina Fernández de Kirchner frente a YPF.

Además, Soria ha rechazado que el Gobierno haya usado un “lenguaje diplomático agresivo” en la crisis de YPF y ha calificado los mensajes de “proporcionados”, al tiempo que ha lamentado la ruptura “unilateral” de contactos y del “diálogo” por parte del Ejecutivo argentino.

“Habríamos defendido con igual intensidad los intereses de cualquier otra empresa española”, ha aseverado el ministro, quien ha considerado que la expropiación “va a afectar a la credibilidad internacional de Argentina” y ha lamentado que al Gobierno argentino le hayan “fallado las formas”, tanto al irrumpir en la sede de YPF como al romper los canales diplomáticos con España.

También, Soria ha considerado que el Gobierno de Argentina ha aplicado una “estrategia deliberada” para hundir las acciones de YPF y facilitar su expropiación, y ha recordado que la propia legislación del país obliga al Estado a lanzar una OPA si desea retomar el control de la petrolera.

Además, ha advertido que la expropiación y la nacionalización “no es el camino” para captar inversión extranjera, en clara alusión a la nacionalización de la filial argentina de Repsol.

En un discurso plagado de alusiones a la decisión del Ejecutivo argentino, Soria ha sostenido que las relaciones de España con los países de América Latina se fundamentan en la relación entre sus pueblos más allá de la de sus respectivos gobiernos, cuyas decisiones a veces son “erróneas”.

Asimismo, durante su intervención en el Pleno de la Cámara Alta, Soria ha remarcado que la decisión del Gobierno argentino es una medida “arbitraria”, al considerar que no atiende a razones y actúa “al margen” de los acuerdos suscritos a nivel internacional, a la vez que ha apuntado que es “ilegal” porque atenta tanto al derecho internacional como al derecho argentino.

Así, preguntado por el senador del Grupo Parlamentario Popular, José Ignacio Palacios, el ministro ha asegurado que además la decisión del país andino es “doblemente discriminatoria”, puesto que atenta únicamente contra el capital español, cuando YPF está participada también por capital argentino y americano.

LA UE PREPARA UNA DEMANDA CONTRA ARGENTINA ANTE LA OMC

Mientras tanto, la Unión Europea se ha planteado denunciar en las próximas semanas a Argentina ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por sus restricciones a las importaciones de productos foráneos.

El caso no está relacionado con la expropiación de la petrolera YPF, pero Bruselas estudia reactivarlo como represalia a la actuación del Gobierno de Cristina Fernández Kirchner.

Y es que la UE no es la única potencia comercial que se ha quejado de las restricciones de Argentina a las importaciones. El pasado 30 de marzo, un total de 19 socios de la OMC -entre ellos Estados Unidos, Japón o Australia- firmaron una declaración conjunta reclamando a Buenos Aires que las levantara y ya allí anunciaban que se reservaban el derecho de emprender acciones.

En la carta remitida esta semana al ministro argentino de Exteriores, Héctor Timerman, en protesta por la expropiación de YPF, el comisario de Comercio, Karel de Gucht, ya avisó que “la UE mantiene abiertas todas las opciones posibles para abordar este asunto tanto a nivel bilateral como multilateral”.

Lo cierto es que el Ejecutivo comunitario está estudiando además la petición de la Eurocámara y del Gobierno español de suspender anticipadamente las preferencias arancelarias de las que se beneficia Argentina, y que en principio caducan en 2014.

En cuanto a la solicitud española de excluir a Argentina de las negociaciones para lograr un acuerdo comercial con Mercosur, la Comisión sostiene que en estos momentos cuenta con un mandato de los 27 para negociar con todos los miembros del bloque y que sólo se planteará detener las negociaciones con Buenos Aires si recibe órdenes distintas.

Además, De Gucht ha asegurado que Bruselas hará “todo lo posible” para apoyar al Gobierno en los intentos por conseguir que la española Repsol reciba una “compensación total” por la expropiación de su filial en Argentina YPF.

Por ello, De Gucht, que el pasado viernes envió una carta al Gobierno argentino para expresar el malestar de la UE y advertir de que se estudian “todas las opciones posibles” de represalia, ha reiterado este martes que el caso YPF tendrá consecuencias negativas en la economía del país sudamericano.

Además ha admitido que este caso no afecta únicamente a Argentina, sino que también implica a Europa porque “es una de sus compañías la que está siendo atacada” y por ello ha dejado “muy claro” a Buenos Aires “cuán serio estamos tomando este asunto en la UE”.

EL EJECUTIVO EUROPEO “NO SE QUEDARÁ CON LOS BRAZOS CRUZADOS”

También, el comisario de Industria, Antonio Tajani, ha avisado al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner que el Ejecutivo europeo “no se quedará con los brazos cruzados” ante la expropiación de la filial argentina de Repsol, una decisión “errónea” ante la que actuará en consecuencia.

Tajani ha respaldado sin fisuras a España ante el contencioso con Argentina, que ha generado un malestar palpable en toda la UE, por tratarse de una agresión contra una compañía europea. “La UE está con España, que tiene la razón, no con Argentina”, ha enfatizado.

Asimismo, el responsable europeo ha sostenido que es un error actuar “como si Europa estuviera enterrada”, al tiempo que ha hecho hincapié en la unidad política del Viejo Continente a la hora de defender los intereses de sus países miembros frente a agresiones externas.

Durante su participación ante la VI Conferencia internacional de ABC sobre Europa y América patrocinada por el diario y BBVA, el comisario europeo ha advertido que los empresarios odian la inseguridad jurídica y huyen de las regiones que no la garantizan, y ha apostillado que Argentina necesita inversión.

Además, Tajani ha afirmado que España tiene razón en el conflicto con Argentina tras la expropiación de Repsol, al tiempo que ha señalado que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner tiene que respetar los acuerdos con España.

“Nosotros no estamos en contra de Argentina, los argentinos son hermanos para nosotros, pero deben respetar los pactos y los acuerdos a nivel internacional”, ha afirmado.

Así, Tajani ha abogado por una solución diplomática y política con Argentina, teniendo en cuenta que otras empresas europeas o españolas pueden correr peligro, y ha resaltado que la respuesta de la Unión Europea es “inteligente” y “dura”, porque todos los inversores europeos tienen miedo en Argentina a las nacionalizaciones.