estados unidos >

Tres miembros más del servicio secreto dejan la agencia tras el escándalo sexual; Obama los llama ‘bobos’

EFE | Washington / Bogotá

Tres miembros más del Servicio Secreto de EEUU no trabajarán ya para el cuerpo de alta seguridad por su implicación en el escándalo sexual en Colombia, uno de ellos después de ser expulsado y los otros dos tras presentar su renuncia, informó hoy la propia agencia.

Además, dos de los agentes que estaban bajo investigación han sido absueltos de los cargos más graves, pero se enfrentarán a acciones administrativas.

De los tres que abandonan el cuerpo, dos han presentado su renuncia y al tercero se le retirará su credencial de seguridad de manera permanente, lo que significa que ya no puede trabajar para el Servicio Secreto, pero sí para otras agencias federales.

Con estas decisiones, el Servicio Secreto ya ha determinado las acciones contra sus doce empleados envueltos en el escándalo.

La semana pasada uno de ellos fue absuelto, aunque también enfrentará acciones administrativas, y otros seis fueron retirados de sus cargos.

En una entrevista que se emitirá esta noche en el canal NBC, de la cual la cadena ha adelantado fragmentos, el presidente estadounidense, Barack Obama, llamó “bobos” a los agentes involucrados en el asunto y alabó al resto del cuerpo de seguridad.

“No sé en qué estaban pensando, pero por eso ya no están trabajando ahí”, agregó.

El encuentro de los agentes y militares estadounidenses con prostitutas se produjo en el hotel Caribe, aunque CNN reveló que uno de los agentes del Servicio Secreto implicado en el escándalo llevó a una de las mujeres al hotel Hilton, donde cinco días más tarde iba a alojarse el presidente Obama durante la cumbre.

Esto ha elevado las críticas por la falta de escrúpulo con la seguridad de un cuerpo de alto rango encargado de proteger a Obama y la comitiva que le rodea en viajes al exterior.

Obama llama “bobos” a los agentes del servicio secreto involucrados en escándalo

El presidente de EEUU, Barack Obama, llamó “bobos” a los empleados del Servicio Secreto involucrados en el escándalo de prostitución en Colombia en una entrevista para el programa “Late Night con Jimmy Fallon”, que se emitirá esta noche en la cadena NBC.

En los fragmentos que ha adelantado el canal, el presidente elogia el trabajo del Servicio Secreto y subraya que “lo que han hecho un par de bobos no debería restar valor a lo que hace” la agencia.

“No sé en qué estaban pensando, pero por eso ya no están trabajando ahí”, agregó.

La investigación del Servicio Secreto se ha saldado hasta el momento con el despido de seis de los doce agentes investigados por su implicación en los tratos con prostitutas previo a la llegada del presidente Barack Obama a Colombia para participar en la Cumbre de las Américas.

El escándalo en torno a escarceos sexuales con prostitutas colombianas en vísperas de la Cumbre en Cartagena de Indias podría causar aún más despidos entre miembros del Servicio Secreto y las Fuerzas Armadas, según han indicado algunos legisladores.

El encuentro con prostitutas se produjo en el hotel Caribe, aunque CNN reveló que uno de los agentes del Servicio Secreto implicados en el escándalo llevó a una de las mujeres al hotel Hilton, donde cinco días más tarde iba a alojarse el presidente Obama durante la cumbre.

Esto ha elevado las críticas por la falta de escrúpulo con la seguridad de un cuerpo de alto rango encargado de proteger a Obama y la comitiva que le rodea en viaje al exterior.

Colombia culpa del escándalo prostitutas a los agentes de EEUU y no a Cartagena

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, exculpó hoy a la ciudad caribeña de Cartagena y subrayó que la responsabilidad del escándalo con prostitutas durante la VI Cumbre de las Américas es de los involucrados agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos.

“A mí me genera mucha tristeza porque se ha vuelto como si Cartagena fuera la culpable, una ciudad que vive del turismo, una ciudad que es tan importante en esa materia, se nos ha vuelto que es la culpable, el culpable es el Servicio Secreto”, lamentó la canciller en una declaración pública.

Además, justificó: “la prostitución existe en todas partes, donde hay un hombre hay prostitución, entonces no vengamos a decir que eso es Cartagena”.

Holguín recalcó que quien no cumplió con las normas de conducta fue el personal militar y del Servicio Secreto que iba a custodiar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante su estancia en Cartagena y su participación en la cita hemisférica.

Por su parte, el Servicio Secreto ha determinado las acciones contra los doce empleados implicados en el escándalo al hacerse hoy efectiva la expulsión de uno de ellos y la renuncia de otros dos.

Obama calificó a estos ya exagentes de “bobos” en una entrevista que se emitirá esta noche en el canal NBC, de la cual la cadena ha adelantado fragmentos.

El escándalo que protagonizaron los agentes y militares estadounidenses con prostitutas colombianas tuvo lugar en el hotel Caribe de Cartagena, aunque según informaciones de CNN uno de los implicados llevó a una de las mujeres al Hilton, donde cinco días más tarde se alojó el presidente durante la cumbre.