DA2 > MÁS QUE TENDENCIAS

Un brunch gomero, broche de oro

Leche con gofio, uno de las propuestas del brunch gomero. | DA

CRISTINA HERNÁNDEZ | Santa Cruz

Pocas veces he disfrutado tanto con un desayuno. Cuando leí que dentro de Expohostel, Ashotel organizaba un desayuno gourmet con Fabián Mora, me apunté sin dudarlo. Ya en San Sebastián Gastronómica tuve la oportunidad de disfrutar de este desayuno y no me dejó indiferente. Fabián ha elevado los productos típicos de su tierra a la categoría de gourmet y le ha salido genial. El objetivo de este menú degustación era trasportarnos a la Isla Colombina y para empezar nos daba la bienvenida mediante el silbo gomero. Ya en la mesa, el bosque de El Cedro hacía presencia con una representación de su vegetación, la misma que se utiliza para ahumar los quesos de la Isla: jara, brezos y helechos rodeados de una densa niebla conseguida al echar una infusión caliente sobre musgos de la zona sobre hielo seco. Y de repente, nos transportamos al mismo centro del Parque Nacional de Garajonay. Un menú degustación que empezaba con una infusión de hierba luisa para, seguidamente, disfrutar de un surtido de panes con contrastes de los que me quedo con la torta de cuajada, la mantequilla de almogrote y el paté de conejo. Delicioso. Seguimos con una interesante variación de la leche con gofio aderezada con miel de palma que nos trasladaba a la infancia: una leche cuajada con mus de gofio y un caramelizado de azúcar. No podían faltar los quesos: una ensalada de este producto tan autóctono en texturas con mango y papaya y los jugos de naranja y papaya, y plátano con maracuyá le daban el toque exótico a este menú. Un plato digno de ver y probar. Llegaba el momento de los platos fuertes: torrija de tomate con jareas de vieja y su propio granizado y canelón de ñame con cochino negro y aguacates. Y como broche dulce: mistela en texturas, plátano, yogurt y tafeña de trigo y café con garbanzos. Un menú de lujo basado en los productos más característicos de La Gomera; un menú que hay que degustar y sobre todo valorar. Las cosas por ser de fuera no son mejores. Aquí tenemos un gran género y sobre todo unos magníficos cocineros que son los mejores embajadores de nuestra cocina.

Si tienen la oportunidad, vayan a La Gomera un fin de semana a disfrutar de los encantos de la Isla pero no dejen la isla sin llamar al restaurante Torre del Conde y encargarle a Fabián uno de estos menús. Harán su viaje mucho más interesante. Es lo que se llama turismo gastronómico, que cada vez está mucho más presente en la mente de todos. Un turista que es capaz de ir de viaje a cualquier lugar con la gastronomía como aliciente principal. Yo he ido muchas veces a La Gomera, pero lo que es seguro es que el motivo de mi próxima visita será repetir esta experiencia.