Gestión de los espacios protegidos >

Un particular frena la cesión de los parques nacionales a los cabildos

Carlos Silva fue presidente del Colegio de Biólogos de Tenerife. / JAVIER GANIVET

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

En marzo del pasado año, el Gobierno de Canarias le dio el visto bueno definitivo al decreto por el cual se daba pie a la creación de la Red Canaria de Parques Nacionales, al igual que a la cesión de parte de las competencias a los cabildos en la gestión de estos espacios. De esta manera, se ponía (o parecía) el punto y final a una disputa entre el Ejecutivo regional y las Corporaciones insulares, sobre todo la de Tenerife, que llevaban tiempo demandando esta medida.

Pese a la aprobación de esta normativa, se acordó que su entrada en vigor sería para el mes de enero de 2012, con el fin de facilitar la reorganización administrativa y del personal. La fecha ya ha pasado, de sobra, y aún el Cabildo de Tenerife, que es el único que lo ha solicitado de formalmente al Gobierno canario, no dispone de esta cogestión.
 
Según ha podido saber DIARIO DE AVISOS, ha sido el recurso presentado contra este decreto por un particular lo que ha motivado la demora en la cesión de las competencias. Así lo confirmó el presidente de Gobierno insular, Ricardo Melchior, quien ha reiterado al Ejecutivo canario la petición de asumir el Parque Nacional del Teide, y se mostró a favor de que esto pueda ser una realidad en el aniversario de su declaración como tal, en el mes de junio. Melchior advirtió el pasado año de que si esta cesión no se producía, presentaría su baja de las filas de Coalición Canaria. A pesar de las intenciones de compartir la responsabilidad de los cuatro parques (Teide, Taburiente, Timanfaya y Garajonay), la situación sigue siendo la misma. La causa de ello parece ser el recurso interpuesto por un particular, concretamente el prestigioso biólogo Carlos Silva, quien una vez aprobado el decreto, decidió presentar un recurso al entender “que no era lo más adecuado para la conservación de estos espacios”.

“Suficientemente gestionados, pero…”

Carlos Silva entiende que los Parques Nacionales canarios “están suficientemente gestionados” pero se mostró a favor de introducir las mejoras que obligan sus calidades mundiales. En los próximos días Carlos Silva presentará ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) los argumentos de su recurso. Además, dado que este asunto se puede dilatar bastante en el tiempo hasta que se produzca un pronunciamiento definitivo, se va a solicitar la suspensión cautelar del artículo 14 del citado decreto, que recoge expresamente la gestión compartida de los parques con los gobiernos insulares. El artículo señala que “se delegarán en los cabildos insulares las funciones ejecutivas y de gestión que el presente decreto atribuye a la Comisión de Parques Nacionales canarios, así como las de contratación”. Añade que “tal efecto, el cabildo insular correspondiente, en base a la concurrencia de circunstancias de homogeneidad y continuidad territorial y ecológica que hacen aconsejable la gestión conjunta de los parques nacionales y otros espacios naturales ubicados en la misma Isla y, en orden a armonizar y optimizar las políticas y estrategias de conservación, protección y sostenibilidad de esos espacios, deberá formular un proyecto de gestión conjunta del Parque Nacional y demás espacios afectados”.

[apunte]

En defensa de un acuerdo unánime del Parlamento

El biólogo Carlos Silva argumenta su decisión de pedir la suspensión cautelar del traspaso de competencias de los parques nacionales, en que se trata de un “derecho constitucional”, con el que pretende “curiosamente, entre otros aspectos, defender un acuerdo aprobado por el Parlamento canario por unanimidad en 2009, en el que se preveía una gestión única para los Parques, con acuerdos periódicos de corresponsabilidad de las cuatro administraciones y la participación de sus patronatos. Y este acuerdo ha sido bloqueado por el presidente del Cabildo tinerfeño”.

El biólogo destacó “la alta biodiversidad que existe en nuestros parques nacionales, que contribuye a que Canarias sea una de las cinco zonas de mayor biodiversidad del Planeta y la primera del continente europeo. Esto permitiría que fuéramos la red de parques nacionales referencia de Europa, y conllevaría obligaciones presupuestarias”.

Por último, Silva afirmó -en relación al ultimátum dado por Melchior- que en su opinión no entiende que “una persona con su brillantez, que ha impulsado importantes proyectos para la Isla, como es conectar con fibra óptica África con Tenerife, ganando a los poderosos operadores telefónicos, sea tan miope y torpe para haber provocado esta falta de respeto al Parlamento, y a la división de poderes, y que se lo haya saltado de esa manera con esas coacciones, lo que no es de recibo democrático”.

[/apunte]