piratería en somalia >

Un patrullero de la Armada libera a un pesquero ceilandés secuestrado hace seis meses por piratas somalíes

EUROPA PRESS | Madrid

El patrullero de la Armada ‘Infanta Elena’, que participa en la operación Atalanta de la UE contra la piratería, ha liberado a un pesquero de Sri Lanka que permanecía secuestrado desde hacía seis meses por piratas somalíes, que lo utilizaban como buque nodriza para otros ataques.

Según ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado, la operación tuvo lugar este miércoles, a cincuenta millas de la costa de Tanzania, entre las islas de Pemba y Mafia, después de que la dotación del patrullero español avistara al dhow ‘Nimesha Duwa, de cuya presencia en la zona se tenía constancia.

Tras recibir autorización del mando de la fuerza de la misión naval de la Unión Europea, y “bajo estrictas medidas de seguridad, un equipo del ‘Infanta Elena’ procedió a la intercepción del barco. A bordo se encontraron siete presuntos piratas somalíes y seis pescadores de la tripulación inicial del barco.

Según ha indicado Defensa, tanto los supuestos piratas como los pescadores han sido revisados médicamente a bordo y se les ha proporcionado comida y agua, en espera de recibir las correspondientes órdenes del mando de la operación.

El pesquero había sido secuestrado en las costas de Sri Lanka hace seis meses y, desde entonces, era utilizado como buque nodriza por piratas somalíes. En concreto, se cree que está relacionado con un ataque fallido a un mercante en el canal de Mozambique el pasado fin de semana.

El patrullero ‘Infanta Elena’ está integrado desde finales del mes de febrero en la fuerza naval de la operación Atalanta, que lucha contra la piratería en las aguas occidentales del océano Índico.

Esta operación se suma a la realizada el pasado fin de semana por la fragata ‘Reina Sofía’, cuando liberó una embarcación secuestrada que también estaba siendo utilizada como ‘buque nodriza’ en otros ataques, tras recibir una orden del mando de la operación para apresarla.

En esa ocasión, los 16 presuntos piratas que se encontraban a bordo fueron conducidos a la costa de Somalia, donde se entregaron a las “autoridades competentes”, según indicaron fuentes del Departamento que dirige Pedro Morenés.