sanidad >

Ana Mato: “Ni una sola persona perderá la asistencia sanitaria”

EFE | Madrid

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, insistió ayer en que “no hay una sola persona” que pierda la asistencia sanitaria con la reforma, y ha subrayado que la “auténtica verdad” es que la sanidad continúa siendo universal.

Así lo aseguró Mato en el Pleno del Congreso en respuesta a sendas preguntas de las diputadas del grupo socialista Pilar Grande y Soledad Pérez Domínguez sobre el “copago” y la universalización de la sanidad, tras el real decreto de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario.

La ministra aseguró que los jóvenes y las mujeres separadas van a dejar de ser beneficiarios para pasar a ser “titulares efectivos de su tarjeta sanitaria”, así como que los parados sin prestación “por primera vez no van a pagar ni un céntimo de euro por los medicamentos, como tampoco las pensiones más bajas”.

Mato rechazaba así las afirmaciones de Pérez Domínguez sobre que la reforma “deja fuera” de la sanidad pública a los jóvenes de 26 años y a mujeres divorciadas que no han cotizado, y a las monjas y frailes de clausura.

La titular de Sanidad aseguró que las medidas de ajuste no introducen “ningún copago” en la sanidad y precisó que fueron consensuadas con la inmensa mayoría de las comunidades autónomas y validadas con el voto del Parlamento. Subrayó que “el gran coste” para la sociedad es “tener una sanidad pública quebrada, que se tambalea en sus cuentas” y recordó que una comunidad, del mismo color político que las diputadas, acumulaba 750.000 facturas sin pagar. “Los españoles van a comprobar día a día que las prestaciones se siguen manteniendo y que el esfuerzo que les hemos pedido les permitirá dormir tranquilos”. La ministra consideró que “por mucho que se empeñen en distorsionar las reformas se encontrarán con la tozudez de los hechos”, concluyó.