sanidad >

Anulan un crédito de 254.000 euros para equipar el hospital del Norte

Fotomontaje del futuro Hospital del Norte de Tenerife, que se ubica en el municipio de Icod de los Vinos. / DA


JOSÉ LUIS CÁMARA
| Santa Cruz de Tenerife

Primero iba a ser en enero de este año; luego, antes del 31 de marzo; más tarde, a mediados de abril; y ahora, ni siquiera hay fecha. El futuro hospital del Norte sigue siendo una incógnita una década después de que se redactase y aprobase su proyecto de ejecución. A pesar de las promesas de la Consejería de Sanidad y el Cabildo, su apertura se ha ido aplazando hasta quedar prácticamente en suspenso.

Y es que, a pesar de que profesionales y usuarios consideran que es una instalación “necesaria” para la Isla, el Ejecutivo regional ha vuelto a darle otro revés a la ansiada infraestructura. Así, según consta en un documento al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS, el Consejo de Gobierno de Canarias aprobó el pasado 30 de marzo una propuesta de la Consejería de Hacienda de “no disponibilidad de crédito” para el equipamiento del futuro hospital, por valor de 254.340 euros.

La resolución, que incluye un centenar de áreas y partidas, se tomó para “garantizar la estabilidad presupuestaria” de la Comunidad Autónoma, y su importe total supera los 43,5 millones.

Según reza la circular, firmada por la secretaria general de la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad, “la necesidad de mantener la estabilidad y contrarrestar la debilidad económica, garantizando al mismo tiempo los servicios básicos, requiere una revisión exhaustiva de los créditos presupuestarios para mantener las actuaciones y prestaciones necesarias dentro del marco que ofrecen los ingresos”. Ello supone en la práctica que obras como las del complejo hospitalario del Norte tienen muy complicado salir adelante a medio plazo, e incluso peligra la puesta en marcha del Centro de Atención Especializada (CAE), cuya apertura parecía inmediata.

Eso es, al menos, lo que se desprende de las manifestaciones realizadas el mes pasado por la propia consejera de Sanidad del Ejecutivo canario, Brígida Mendoza, que en comisión parlamentaria reconoció que no sabía si se podrá continuar con lo planificado debido a los “recortes presupuestarios” del Estado.

“Se está trabajando para abrir las consultas externas, pero no podemos dar una fecha”, reiteraron a este periódico fuentes de la Consejería.

En la orilla opuesta, el vicepresidente primero y consejero de Bienestar, Sanidad y Dependencia del Cabildo, Aurelio Abreu, acusó al Servicio Canario de Salud (SCS) de “no haber sido previsor” con el equipamiento necesario para dotar al hospital, al que aún le faltan, en otros, algunos aparatos de radiología y la central digital de comunicaciones. Abreu, que reconoció que “la población tiene motivos para quejarse”, confirmó días atrás al DIARIO que el CAE echará a andar con especialistas procedentes de La Orotava, Icod y Tacoronte, así como personal del Hospital Universitario de Canarias (HUC) y otros centros de salud de la Isla. “Si no hay más contratiempos, el centro debería estar funcionando el día 16 de abril”, dijo Abreu, que desde su llegada al Cabildo se marcó como una “prioridad” el hospital del Norte. Sus previsiones distan mucho de las del exconsejero de Sanidad del Cabildo, Antonio Alarcó, que en el último pleno de la institución recordó que “no se ha comprometido ni un 10% de la cantidad necesaria para la puesta en marcha del hospital, pues de los 7,3 millones de euros presupuestados, solo se han asignado unos 600.000 euros , que no garantizan su apertura en las fechas que se están anunciando.

Alarcó pidió que no se inaugure un complejo sanitario “incompleto” para “hacerse una foto”, porque “pese a ser una instalación ejecutada, adolece de un bloque quirúrgico y un equipamiento sanitario que le permita cumplir el plan funcional que le conferiría la
categoría de hospital de segundo nivel”.

[apunte]

397.000 euros menos para los emigrantes

Entre los principales damnificados por la decisión tomada por el Consejo de Gobierno regional, están los canarios residentes en el exterior, que se quedarán sin atención sociosanitaria este año. De hecho, entre las partidas de crédito anuladas por el Ejecutivo están las destinadas a gastos de funcionamiento de los consultorios médicos en el exterior (104.000 euros) y la citada asistencia sociosanitaria (293.600). Paradójicamente, el pasado mes de febrero Cándido Padrón, viceconsejero de Acción Exterior del Ejecutivo, afirmaba a los emigrantes residentes en Cuba y Venezuela que el gobierno de Canarias se “comprometía” a mantener las ayudas sociosanitarias a los canarios que residen en el extranjero.

Estas ayudas, que el Gobierno regional concede cada año a las entidades y migrantes canarios, tampoco son ajenas a la crisis económica. No en vano, en los dos últimos años el Gobierno de Paulino Rivero ha reducido un 55% las subvenciones destinadas para gastos generales de funcionamiento de las citadas entidades, que pasaron de 296.000 euros en el año 2009 a 133.376 euros en 2011.

[/apunte]