La Palma >

Cabildo y ayuntamientos de La Palma recelan del traspaso de competencias

Residencias y escuelas infantiles pasarían a estar gestionadas por el Cabildo. / DA

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

El Cabildo y los ayuntamientos palmeros son víctimas de una creciente incertidumbre por la previsión del traspaso de competencias de los consistorios locales a la institución insular, en virtud de la reforma administrativa del Gobierno español que modificaría la prestación de servicios municipales, como el abastecimiento de agua o la gestión de los recursos en materia social para dar cobertura, entre otros, a las escuelas infantiles.

Si bien en el caso de los regidores locales de la Isla, esta inquietud se traduce en la ralentización del proceso preliminar de comarcalización de determinados servicios, para los que ya se habían mantenido varias reuniones, en el caso del Cabildo, “estamos esperando conocer con detalle el informe realizado por la Federación Española de Municipios (Fecam), donde figura las consecuencias de la reforma” porque “hay varias incógnitas, todas importantes”.

La presidenta aseveró que “somos contrarios al traspaso de competencias de los ayuntamientos al Cabildo”. Su oposición a este flanco de la reforma administrativa se justifica en la falta de recursos para asumir una gestión que la institución llevaría a cabo con unos recursos económicos insuficientes, aún más tras el apretado marco económico derivado de la revisión del documento presupuestario para 2012.

González Taño defendió que “los ayuntamientos deben mantener sus competencias y, tal y como ya se está haciendo en La Palma, acordar mancomunar servicios, una línea de trabajo que es la adecuada y la más coherente teniendo en cuenta como están las cosas”. La intención del grupo de Gobierno es convocar una reunión con los alcaldes de la Isla para abordar este asunto y fijar criterios comunes.

[apunte]

Mal pronóstico

El comisionado insular de la Federación Canaria de Municipios, Vicente Rodríguez, no ocultó su “enorme preocupación” por el cariz que están tomando los acontecimientos a raíz del futuro traspaso de competencias que “ni siquiera eran nuestras pero que hemos asumido”. Tiene claro que “queremos seguir prestando los servicios, porque de ellos depende la calidad de vida de nuestros ciudadanos, pero los queremos asumir acompañados de la correspondiente ficha financiera”. Rodríguez explicó que “los dineros que estamos poniendo los ayuntamientos para centros ocupacionales, escuelas infantiles -para las que llevamos dos años sin recibir fondos- o la ayuda a domicilio, una vez se lleve a cabo ese traspaso de competencias ¿qué administración las va a financiar? ¿qué pasará con los usuarios?”. Una posibilidad, expresó Rodríguez, es que “con esa modificación esos servicios queden en una especie de limbo administrativo”.

[/apunte]