CC idea una secretaría general con el máximo poder orgánico

BEGOÑA AMEZUA | Santa Cruz de Tenerife

La estructura orgánica de Coalición Canaria (CC) variará sustancialmente si el congreso nacional, del próximo 16 y 17 de junio, mantiene la propuesta de creación de un nuevo cargo, la secretaría general, que aglutina el máximo poder del partido relegando la figura de la presidencia a un papel representativo.

Esta es una de las principales aportaciones de la ponencia elaborada por el exconsejero regional de Educación, Isaac Godoy. Sin embargo, este trabajo ha preferido dejar en manos del cónclave, que se celebrará en Santa Cruz de Tenerife, otro de los asuntos polémicos, la ampliación o eliminación de las incompatibilidades. Según Godoy “no existe una posición concluyente” en el seno del partido.

La propuesta fija, como cargos unipersonales, una secretaría general, con la máxima representación ejecutiva de dirección y una presidencia representativa sin poder ejecutivo. Además idea dos vicesecretarías, una de coordinación y estrategia y la segunda de coordinación de políticas sectoriales.

Mantiene la secretaría de Organización pero como un mero departamento de coordinación, aunque con carácter ejecutivo, de las tres secretarías ( la de igualdad y participación, la de formación y desarrollo ideológico y la de acción exterior).

También se establece otra secretaría ejecutiva de comunicación, que será el portavoz del partido.

La ponencia deja para el debate del congreso una propuesta en la que se dice que el consejo político determinará los grados de incompatibilidad para el desempeño de cargos públicos y orgánicos.

No obstante, con carácter general, establece que la secretaría general y las vicesecretarías son incompatibles con la presidencia y vicepresidencia del Gobierno de Canarias, así como con la de cualquier otro cargo orgánico.

La secretaría de organización tampoco es compatible con otro cargo orgánico.

Es incompatible también el desempeño de responsabilidades orgánicas ejecutivas con cualquier cargo del Ejecutivo regional o la presidencia del Parlamento.

Se prohíbe la duplicidad de cargos públicos y orgánicos. También se expone la limitación a 12 años de los cargos públicos y orgánicos.