la laguna>

Consumidores sin factura

Oficinas de atención al cliente de Teidagua, en La Laguna. | DA

J. F. Jurado | La Laguna

Doce familias han ganado en los tribunales el derecho a no pagar el servicio de abastecimiento de agua en el municipio de La Laguna. Se acogen a un acuerdo plenario suscrito hace más de 100 años por el gobierno local, que, sin embargo, los actuales regidores municipales están decididos a tumbar, por considerarlo ya descontextualizado y, sobre todo, injusto.

El primer teniente alcalde de La Laguna, Javier Abreu, anunció en el pleno ordinario del pasado jueves que el Ayuntamiento recurrirá la reciente victoria en los tribunales de los demandantes, que impugnaron la decisión que en 2009 adoptó el Consistorio lagunero, por la cual sus derechos a recibir gratis una pipa de agua diaria, que mantenían desde 1869 junto a más de un centenar de familias del municipio, eran declarados extinguidos.

El juez del Juzgado de lo Contencioso-administrativo Nº2 de Santa Cruz, en una sentencia del pasado día 12 de abril, ha echado abajo este veredicto municipal. El magistrado asegura en la sentencia que el Ayuntamiento de La Laguna “se ha extralimitado en sus competencias para la prestación del suministro de agua al privar sobre la base de la desaparición del objetivo sobre el que recaía, de un derecho subjetivo perteneciente a los recurrentes”, por lo que insta a la administración local a acudir a los tribunales civiles si de verdad está interesado en poner fin a esta dinámica.

Empezaron siendo 183 las personas con derecho a recibir una pipa diaria de agua sin contraprestación alguna, pero solo 12 siguen reivindicando actualmente este derecho. Los intereses de este reducido grupo los defiende el abogado Ramón González de Mesa Machado, que también es uno los recurrentes y padre del actual número tres del Grupo Municipal del Partido Popular, Ramón González de Mesa de Ponte. Por ello, este último tuvo que abandonar el jueves el salón de plenos, mientras se debatía sobre la reciente sentencia que frena la intención del Ayuntamiento de extinguir dichos privilegios.

También tuvo que dejar la sala el portavoz de la Coalición Por Tenerife, Santiago Pérez, así como la secretaria de la Corporación lagunera, Mercedes Bethencourt García-Talavera, ya que las familias de ambos también se hallaban entre los beneficiarios del acuerdo plenario suscrito hace 143 años. Fue la contraprestación pactada entonces con sus antepasados, que durante décadas financiaron el traslado del agua desde Las Mercedes hasta el casco histórico.

Según el acuerdo plenario de febrero de 2009, el contrato “quedaba prescrito por los avatares del tiempo” y, como consecuencia de ello, no se consideraba “lógico continuar con este tipo de subvenciones”. Según datos de Teidagua, el volumen de agua que anualmente facturan dichos accionistas alcanza los 40.000 metros cúbicos, con un coste aproximado para las arcas públicas de unos 28.000 euros.

“Queremos que estos privilegios sean retirados y haremos todo lo que sea posible para conseguirlo”, señaló Abreu, durante el pleno del pasado jueves. “La empresa Teidagua se personará también como denunciante e invitamos a todo aquel que también lo quiera hacer a que nos acompañe en este proceso. No puede haber nadie ni mejor ni peor en cuanto al servicio del abastecimiento de agua”, dijo.