sucesos >

Detenidos dos hombres en Puerto de la Cruz por un presunto delito de robo con violencia e intimidación

EUROPA PRESS | Santa Cruz

Agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención de dos hombres de 37 y 29 años de edad por su presunta participación en un delito de robo con violencia e intimidación.

Los hechos ocurrieron sobre las 04.50 horas del pasado 21 de abril, cuando policías de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Puerto de la Cruz (Tenerife) fueron requeridos por un ciudadano, quien les manifestó que dos hombres le acababan de robar amenazándole con un cuchillo en el Paseo Quintana, aportando la descripción física de ambos.

Ante tales hechos y una vez comunicado todo lo relatado por el requirente al resto de vehículos radiopatrullas en servicio, a través de la Sala Operativa del 091, se inició una inspección en busca de los presuntos autores de los hechos, entrevistándose los policías con personal de los principales lugares de ocio de la zona por si hubiesen estado los delincuentes en alguno de los locales que se encontraban abiertos al público.

Varios minutos después, los agentes fueron nuevamente comisionados para que se personasen en los exteriores de una discoteca donde, al parecer, se estaba produciendo una reyerta.

Una vez en el lugar, los policías se entrevistaron con la misma persona que, poco antes, había sufrido el robo, el cual les manifestó que vio nuevamente a los autores del mismo y que, en el momento que se dispuso a llamar a la policía, estos le golpearon con una piedra en la cabeza y en la boca sustrayéndole un teléfono móvil.

Los agentes inspeccionaron la zona, localizando en la avenida Colón a un hombre escondido detrás de un vehículo, el cual portaba en la mano el móvil de la víctima.

Asimismo, los policías procedieron a realizar un cacheo superficial al presunto autor de los hechos, interviniéndole otros dos teléfonos móviles que tampoco eran propiedad del mismo.

Minutos después, los policías localizaron en la avenida Familia de Bethencourt y Molina al segundo autor de los hechos, a quien le fue intervenido otro teléfono móvil de propiedad desconocida.