SIN ATAJOS >

El 13º Congreso del PP de Canarias > Ángel Llanos Castro

Este fin de semana se celebra en Santa Cruz el 13º Congreso del Partido Popular de Canarias, en el que José Manuel Soria López será reelegido presidente, tras sendas victorias tanto en las elecciones autonómicas como en las generales de 2011. Soria (actual ministro de Industria, Energía y Turismo), con quien compartí tareas en la Dirección Autonómica como vicesecretario general de Organización, es probablemente el político canario que más elecciones ha ganado en 4 administraciones públicas distintas (2 al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, 2 al Cabildo de Gran Canaria, 1 al Gobierno de Canarias y 1 al Congreso de los Diputados); y, al fin y al cabo, el ejercicio del poder es el principal objetivo de las organizaciones políticas. Pero en los Congresos de los partidos no sólo se elige a sus dirigentes, sino que también se fijan sus pautas de actuación a través de las ponencias (algo que comprobé personalmente al presidir el Comité Organizador del 11º Congreso Regional). Para esta cita, la ponencia política consta de 89 puntos y ha corrido a cargo de la licenciada en Derecho Australia Navarro (portavoz parlamentaria popular) y del licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración Asier Antona (secretario general regional desde el próximo domingo). Los principios políticos deben mostrarse sin atajos, como así hacen el 75 por ciento de los españoles al definirse católicos. Frente a un cierto debate en el Congreso Nacional del PP en Sevilla acerca de una enmienda presentada para eliminar la palabra “cristiano” de su cimiento ideológico, la ponencia política de la organización canaria coloca a la religión creada por Jesús de Nazaret como sostén de su articulado, respetando al resto de los credos. Y lo hace, por un lado, apelando a diversos principios cristianos, como (y cito textualmente) la ‘solidaridad’, la ‘dignidad del ser humano’ o la ‘ayuda a los más necesitados’, refiriéndose también a los valores esenciales de la tradición occidental (entre los que está la familia). Y por otro lado, en el punto número 1 de este documento político, se recoge sin complejo alguno la defensa de la ‘tradición humanista cristiana’.

Frente al potente surgimiento en el viejo continente de partidos de extrema derecha e izquierda ante la gravedad de la crisis económica, los ponentes del mentado documento político encuentran con acierto la raíz común de Europa, los valores sobre los que construir la acción política de nuestro tiempo: el Cristianismo.

*Exportavoz del PP en el Cabildo de Tenerife y en el Ayuntamiento de Santa Cruz