fútbol regional >

El CD Victoria corre peligro de desaparecer

El cuadro palmero bajó a Primera a dos jornadas del final de liga. / ACAN

VÍCTOR HERNÁNDEZ (ACAN) | Santa Cruz de Tenerife

Negro panorama el que se le presenta al Club Deportivo Victoria. Y es que, después de que el pasado fin de semana se consumara su descenso a Primera Regional tras su incomparecencia al partido frente a la UD Ibarra, el presidente del conjunto de Tazacorte confirma que además existen acuciantes deudas que podrían condenarle a su desaparición una vez concluya el presente ejercicio.

Así, cuando menos, lo confirmaba su presidente, Arquímedes Rodríguez. “Salvo que cambien mucho las cosas, esta temporada va a ser la última en la que va a competir el CD Victoria. Se hicieron fichajes profesionales hace años y no se pagaba. Hay deudas cuantiosas con jugadores, árbitros, entrenadores y agencias de viajes de hace años. Con esas condiciones y entradas de público tan flojas, resulta difícil seguir compitiendo. Cuando termine la temporada se convocarán elecciones y si nadie coge el cargo de presidente, es prácticamente segura la desaparición del equipo”.

En este mismo sentido continuaban las palabras del máximo dirigente del cuadro palmero. “El CD Victoria, si la gente no lo apoya, no hace nada tampoco en la categoría Preferente. En cierto modo, se puede decir que la intención también era bajar, que no queríamos salvar la categoría. De lo contrario habríamos ido a Tenerife a jugar el sábado. En Primera Regional, el Cabildo de La Palma ayuda a pagar los arbitrajes y no tenemos que viajar. Ahorraríamos muchos gastos de esta manera”.

“La parte económica estaba muy mal cuando me pidieron que cogiera la presidencia del club. En Tercera División se ofreció mucho dinero a los jugadores y hemos podido pagar muy poco de esas deudas. Gracias al tesorero, que es médico y que ha puesto dinero; y a varios préstamos que posiblemente tendremos que pagar nosotros, hemos conseguido mantenernos. Ni siquiera este año hemos recibido un sólo céntimo del Ayuntamiento”, prosiguió Quimo Rodríguez.

El presidente del cuadro bagañete, eso sí, culpa a los árbitros palmeros del descenso de su equipo. “La primera intención siempre es mantener la categoría pero los errores de los colegiados de La Palma han sido claves en nuestro descenso. Hemos tenido muchos problemas, grandes, con ellos, como los ocurridos contra el Mensajero, el Norte o el Fuencaliente. Se pitó en nuestra contra, se olvidaron del reglamento y en algún caso se llegó a falsificar el acta. Han sido decisivos”.

Arquímedes Rodríguez, quien confirmaba para finalizar que sí disputarán los dos últimos compromisos de liga (en caso de clausura de su campo jugarían el próximo, posiblemente, en Aceró), asegura que la intención es terminar el campeonato “lo más dignamente posible. Trataremos de sumar algo positivo frente al Icodense y el Valle Guerra”, concluyó la misma fuente durante la entrevista.