asturias >

El gobierno asturiano prevé cumplir “holgadamente” el objetivo de déficit y descarta que pueda ser intervenida

EFE | Oviedo

El Gobierno de Asturias prevé cumplir “holgadamente” el objetivo de reducción del déficit público y descarta la posibilidad de que la comunidad pueda ser intervenida, a pesar de que hoy el Ministerio de Hacienda le ha recordado que la ley permite la tutela de las cuentas de una región por parte del Estado.

El consejero de Hacienda y Sector Público del Gobierno asturiano, Ramón del Riego, dijo hace dos días que cumplirían con dicho objetivo en una posición de contrasta con la del Ministerio, que hoy ha mostrado una preocupación especial por el caso de Asturias y el hecho de que un Gobierno en funciones no pueda adoptar compromisos de ingresos y gastos.

Tras presentar ante el Consejo de Gobierno el Plan Económico Financiero (PEF) elaborado en cumplimiento de las directrices marcadas desde el Gobierno central, el titular asturiano de Hacienda señaló este jueves en rueda de prensa que se cumplirá el objetivo de reducción del déficit público al 1,5 por ciento del PIB al finalizar 2012.

Según Del Riego, este indicador se situará en 227 millones frente a los 345 millones fijados como límite para el Principado, lo que representa el 0,99 por ciento del producto interior bruto, que previsiblemente se reducirá un 0,8 por ciento hasta situarse en 22.996 millones de euros.

Del Riego incidió en que el nuevo PEF se adapta al Plan de Ajuste remitido el pasado 30 de abril al Ministerio de Hacienda y sobre el que el Gobierno central no ha pedido “ninguna precisión” al Principado.

Dicho documento contemplaba un recorte de gasto de 551,5 millones de euros -53,5 millones por encima del límite exigido- por lo que no será necesario adoptar ajustes adicionales en la función pública, la educación y la sanidad, según el Gobierno.

Respecto a la intervención de aquellas comunidades que incumplan la reducción del déficit público incorporada a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, Del Riego apuntó que esa posibilidad no existe en el caso de Asturias ante los “contundentes datos” de reducción del gasto aportados desde el Principado.

El Ministerio de Hacienda ha expresado hoy en un comunicado de prensa su preocupación por el caso de Asturias, ya que un Gobierno en funciones no puede adoptar compromisos de ingresos y gastos.

Por ello, Hacienda ha encargado a la Abogacía del Estado y a la Intervención General que estudien la aplicación de la nueva Ley de orgánica de Estabilidad Presupuestaria ante la imposibilidad de Asturias de aprobar su plan económico.

El Ministerio ha recordado que la nueva Ley de Estabilidad exige la aprobación del plan económico financiero o, en caso contrario, “la aplicación de medidas coercitivas y, en último extremo, la tutela de las cuentas de la región por la Administración del Estado”.