X
política >

El Gobierno plantea negociar la fórmula de la rebaja de los salarios

   

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno canario plantea negociar la fórmula de la rebaja de los salarios a sus empleados públicos, establecida en el 5%. El consejero regional de Economía, Hacienda y Seguridad, Javier González, indicó el lunes que espera que los denominados hispabonos sean positivos para las Islas, ya que facilitan que colocar la deuda pública de las autonomías.

Javier González afirmó que el Ejecutivo regional “entiende el malestar” de los empleados públicos del Gobierno ante el anuncio de la rebaja salarial del 5%. Pero insistió en que el gabinete de Paulino Rivero “no ha tenido otro remedio” que adoptar esta decisión para mantener los servicios esenciales, tras el recorte en los presupuestos estatales.

Los representantes sindicales de la asamblea de empleados públicos en Gran Canaria aprobaron, la pasada semana, ir a la huelga y pidieron el apoyo de Tenerife, cuya asamblea se reúne el próximo jueves para decidir si la secundan.

El consejero de Economía apuntó que la huelga es aún un anuncio y añadió que, por parte del Gobierno regional, la negociación está “siempre abierta”. Argumentó que la Comunidad Autónoma necesita reducir su gasto en personal, por lo que la rebaja salarial del 5% se va a mantener. “Otra cosa es cómo se lleve a cabo”, puntualizó.

Fuentes del Ejecutivo indicaron que el gabinete de Paulino Rivero estudia la posibilidad de que la mitad de la reducción que se pretende lograr con la rebaja se concentré en los complementos salariales de la paga de diciembre. El resto se repartiría en los salarios de entre julio y diciembre, lo que supondría una reducción mensual en torno al 5%, y no del 10%.

Javier González señaló que el Gobierno canario “no tiene intención” de hacer despidos en la administración y que, por ello, está adoptando medidas como la rebaja salarial.

El consejero manifestó también que el anteproyecto que recoge las medidas para hacer frente a los recortes estatales no llegará al Parlamento regional con modificaciones “sustanciales” respecto a lo que se conoce ya. Apuntó que el paso del documento por el Consejo Económico y Social de Canarias y el Consejo Consultivo puede suponer alguna “modificación” pero no en lo “sustancial”, insistió.

En cuanto a los denominados hispabonos, el consejero sostuvo que se trata de una medida “positiva”, ya que facilita que las autonomías coloquen su deuda. Apuntó que espera que también lo sea para Canarias y que no perjudique a las regiones que “tenemos una mejor” calificación de la deuda.

El mecanismo de los hispabonos permitirá armonizar las emisiones de deuda que realizan las diferentes administraciones públicas y evitar que tengan que pagar más que el Tesoro Público para colocarla. Una medida demandada por la mayoría de la comunidades.

Calificación

La agencia de calificación de riesgo Standard and Poor’s rebajó, el pasado viernes, la nota de calificación de la deuda de Canarias.  El consejero matizó que la rebaja se ha producido debido a la política de la agencia de que ninguna región tenga una calificación superior a la del país al que pertenece. Recordó que el Archipiélago tiene la misma calificación que a nivel estatal, lo que es señal de la “solvencia” de la cuentas canarias.

Respecto a las críticas desde el sector privado a la subida del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) del 5% al 7%, González indicó que son “lógicas y entendibles” pero que hay que “relativizarlas”. Recordó que del recorte estatal de  800 millones, solo 250 millones se suplirán con el alza impositiva y que el resto será a través de recorte del gasto de la comunidad.

El responsable de Economía repitió que  la subida de los impuestos, especialmente del IGIC y del combustible, supondrá un aumento del 1,7% del Índice de Precios al Consumo (IPC), atendiendo a estudios del Gobierno.

[apunte]

Sin dinero para suplir los recortes sociales

La consejera regional de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, Inés Rojas, anunció este lunes que el Gobierno canario no podrá cubrir este año el recorte del Estado en la financiación del plan concertado de prestaciones básicas de servicios sociales en corporaciones locales, como hizo en 2011, recogió Efe. En una comparecencia en comisión parlamentaria, Inés Rojas dijo que el recorte del Estado en 2011 fue de 400.000 euros, que fueron compensados por la aportación de la Comunidad Autónoma. Pero este año no se podrá hacer lo mismo porque la bajada es en torno a los 1,7 millones, según los datos aportados por la consejera.

Rojas garantizó que la parte correspondiente al Gobierno canario no se reducirá. Señaló que confía en que antes de junio, cuando se aprueban definitivamente los presupuestos estatales, se corrija la financiación. Explicó que el plan concertado de prestaciones básicas de servicios sociales en corporaciones locales asciende a unos 70 millones, de los que el Ejecutivo regional aporta unos 22 millones.

[/apunte]