j. l. gonzález armengol > portavoz asociación francisco de vitoria y juez decano de madrid

“El nuevo mapa judicial propuesto es un brindis al sol: habrá consenso”

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

Su presencia en Tenerife, motivada por la celebración de la Jornada sobre Alcoholismo y Violencia de Género que organiza la Asociación de jueces Francisco de Vitoria, de la que es portavoz nacional, facilita el acceso a José Luis González Armengol, una opinión imprescindible para arrojar luz sobre la convulsa situación de la Justicia.

-El cartel de esta jornada, celebrada en el Casino de La Laguna, demuestra la pujanza de su asociación en Tenerife…

“Somos abrumadoramente mayoritarios en esta provincia y la segunda asociación de toda España. Para nosotros, la sección territorial de Santa Cruz de Tenerife es muy relevante y, por eso, hemos optado por un tema de actualidad que hemos enfocado desde múltiples disciplinas”.

-¿Por qué el binomio alcoholismo-violencia de género?

“La práctica judicial demuestra que ambos van de la mano una y otra vez. Desde el pragmatismo, celebrar un encuentro sobre tal tema es útil para todos”.

-Tiene prevista una reunión con los miembros de la asociación. ¿Qué preocupa más a los jueces tinerfeños?

“Lo mismo que a los del resto del país. Las carencias de medios, la enorme carga de trabajo, el sistema de elección de los miembros del Consejo…”.

-Escoja dos…

“Por un lado, nuestra asociación aboga por que los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sean elegidos por los propios jueces, lo que sin duda mejorará la imagen de la institución. Por otro, la imprescindible agilización en la tramitación de expedientes, que pasa por más medios y por desjudicializar los temas susceptibles de conciliación y/o arbitraje”.

-Qué le parece la propuesta de nuevo mapa judicial realizada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)?

“Sencillamente, la considero un brindis al sol, sin más. Ya en la reunión con el Ministerio de Justicia todas las comunidades autónomas con competencias pusieron serios reparos y, en líneas generales, se opusieron a dicha propuesta. Al final se llegará a un consenso, ya verá”.

-Ya que la Fiscalía no ve delito en la actuación del presidente del CGPJ, Carlos Dívar, ¿debe dimitir el consejero que lo denunció?

“Es un disparate pedir responsabilidades políticas en el CGPJ, porque ninguno de sus miembros es nadie para hacerlo. Este asunto lo único que ha conseguido es erosionar aun más la imagen del Consejo, y lo que hay que hacer es ponerse a trabajar en lo realmente beneficioso para la justicia”.