deportes >

El pabellón de la discordia

Diferentes personalidades políticas, con Paulino Rivero, presidente del Gobierno de Canarias, al frente visitan los terrenos en los que se levantará el recinto deportivo. / CANARIAS7

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

Todos aluden a él como el principal motivo de los drásticos recortes en Deportes decretados por el Gobierno de Canarias. El nuevo Palacio de los Deportes de Gran Canaria, que deberá albergar una de las sedes del Mundobasket de 2014, está en el punto de mira. En un principio sería el Gobierno de España, el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias los grandes impulsores de un recinto llamado a ser referencia en todo el Archipiélago, pero el dinero del Ejecutivo regional aún no han llegado este año, lo que dificulta la construcción del mismo.

La joya de la corona

Con un presupuesto de 54 millones de euros, este recinto deportivo está llamado a ser referente incluso a nivel nacional.Para ello, el CB Gran Canaria se aseguró la posibilidad de poder organizar la Copa del Rey de la Liga Endesa en el año 2014. Esta competición serviría de prueba para los encuentros del Mundial de España que se celebrará el mismo año.

Los políticos grancanarios lucharon por poder concentrar en su sede a la selección de Estados Unidos, aunque esa opción parece remota. Eso sí, el equipo español acudirá a Gran Canaria en los plazos de preparación a diferentes competiciones.

A pesar de que el Gobierno de España y el de Canarias mostraron su apoyo a la construcción del mismo, la crisis económica ha supuesto un freno en cuanto a financiación, que no en cuanto a plazos de habilitación.

Está siendo el Cabildo de Gran Canaria la institución que está dando la cara, y el dinero, para el proyecto. El Estado se había comprometido a dar diez millones de euros este mismo año, pero al final esa cantidad se quedó en cinco. Menos aún ha aportado el Gobierno canario, que no ha destinado cantidad alguna y que ha advertido que este año no podrá ser. Entonces:¿De dónde viene la polémica?

“El principal problema es que nosotros no entendemos que el pabellón se lleve a cabo con el dinero de Deportes y no con el de Infraestructuras”, dice Clemente Mesa, presidente de la Federación Canaria de Baloncesto.

Las últimas rebajas llevadas a cabo en las subvenciones que se destinaban a las distintas federaciones deportivas han puesto en el punto de mira al citado recinto deportivo de Las Palmas del que nunca se censurado construcción, pero sí en la rebaja de los presupuestos de la misma. “Nosotros no somos quién para decir que quiten dinero a nadie, ni mucho menos, porque si el Gobierno lo ha dado será por algo, porque hay un proyecto serio detrás, lo que sí creemos es que se pueden ajustar más los presupuestos para que el reparto sea mejor”, ha advertido Félix Hernández, presidente de un CB Canarias que lucha a brazo partido para poder lograr el dinero que le permita ser equipo de Liga Endesa el año próximo.

El número de federaciones indignadas con este asunto es importante, especialmente en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, a pesar de que el Ejecutivo autonómico aún no ha podido dar un solo euro para la construcción del pabellón, pero la obra se considera excesiva.

“Las federaciones pequeñas nos vemos muy perjudicadas por los recortes que se han llevado a cabo. Respetamos a todos, consideramos que deben de recibir sus respectivas ayudas, pero, por ejemplo, a nosotros el Gobierno de Canarias aún nos debe 15.000 euros que para otras federaciones o clubes puede resultar una cantidad pequeña, pero no para nosotros”, apunta Manuela Teno, presidente de la Federación Canaria de Gimnasia, una de las grandes afectadas en los últimos Juegos Nacionales Escolares celebrados en la Península a la que no pudieron acudir ya que, después de haberles dicho que era inviable desde el punto de vista económico, los avisaron el mismo día en el que tenían que viajar, con un margen de tres horas, haciendo imposible el desplazamiento.

Mientras, a pesar de que no llega el dinero, el Palacio de los Deportes de Gran Canaria sigue adelante en su objetivo de hacer de Las Palmas una de las sedes del Mundial que anunciara a bombo y platillo en su día José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto.