automovilismo > fórmula uno

Fernando Alonso (Ferrari) marca el mejor crono en los entrenamientos de Mugello celebrados en agua

EUROPA PRESS | Roma

El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) ha logrado este martes el mejor tiempo en la primera jornada de entrenamientos libres en el circuito italiano de Mugello, que estuvo marcada por la fuerte lluvia que impidió a los equipos rodar con normalidad.

La cita, preparación para el Gran Premio de España en Montmeló el próximo 13 de mayo, tuvo dominio español gracias al 1:22.444 que firmó el ovetense, por delante del australiano Mark Webber (Red Bull) y del francés Jean Eric Vergne, probador de Toro Rosso.

El bicampeón del mundo, que tuvo que abandonar la sesión por un pequeño problema en su monoplaza, regresó con fuerza y pudo totalizar 46 vueltas, uno de los pilotos que más aguantó sobre el trazado transalpino. Sin embargo, la lluvia cambió el guión de las probaturas.

Los equipos aprovecharon el líquido elemento para ensayar las salidas en mojado y testar diferentes tipos de neumáticos. “Es una lástima que haya llovido porque complica el funcionamiento del primer día. Teníamos un gran programa de trabajo y sólo completamos una parte”, dijo Alonso.

“Por eso no puedo hacer una evaluación seria, sobre todo por el poco tiempo que funcionamos en seco. Lo único que puedo decir es que resultó un tremendo placer haber corrido nuevamente en este circuito. La otra vez que corrí aquí, en 2001 con Minardi, ya me pareció espectacular”, añadió el asturiano.

Pero no todos los equipos decidieron salir a la pista, como Hispania, que rechazó la prueba, y otros lo hicieron a medio gas. Fue el caso del alemán Sebastian Vettel (Red Bull) y del británico Lewis Hamilton (McLaren), los dos primeros clasificados en el Campeonato del Mundo, optaron por no probar en Mugello.

Por último destacar al alemán Nico Rosberg, que finalizó quinto con un tiempo de 1:24.100 tras 49 giros. El germano fue el piloto que más tiempo invirtió en el trazado italiano aunque se viese obligado a retirarse tras cuatro vueltas por un problema efímero en su Mercedes.