fútbol >

Guardado, la última gran inversión del Deportivo, vuela libre a Valencia

EFE | Valencia

El internacional mexicano Andrés Guardado, la última gran inversión del Deportivo, vuela libre a Valencia, que ha conseguido cerrar su fichaje sin desembolso alguno en concepto de traspaso.

Guardado, que debutó en la Liga española con el equipo coruñés en la temporada 2007-08, llega a Valencia después de haberse reconciliado con la afición deportivista durante la presente campaña, en la que contribuyó con goles, asistencias y compromiso al ascenso a Primera.

No fue traspasado el pasado verano, porque el Deportivo no consideró aceptables las ofertas que llegaron por él y prefirió retenerle, aun sabiendo que lo más probable es que se marchara con la carta de libertad, como así ha sido.

El club coruñés dio prioridad al ascenso y, para lograrlo, Guardado estaba llamado a ser fundamental en la plantilla que comenzaba a entrenar José Luis Oltra.

Su fichaje el verano de 2007, semanas después del desembarco del técnico Miguel Angel Lotina en el Deportivo, supuso el último gran desembolso del conjunto coruñés en las últimas temporadas y generó unas expectativas quizás demasiado elevadas, que no alcanzó en Primera, pero sí en Segunda.

Su nombre estuvo en el mercado desde que acabó la anterior campaña y su agente llegó a decir que no quería jugar en Segunda.
Los aficionados, que ya se habían encarado con él el día del descenso, se lo reprocharon con silbidos y cánticos en el segundo encuentro de la pretemporada, ante el Racing Vilalbés.

Dos días después, el centrocampista se mostró dolido por la actitud de los aficionados, criticó a los periodistas por atribuirle declaraciones de su agente de las que se desmarcó, y aseguró que no tenía ofertas.

Afirmó, además, que daría el “cien por cien” por el Deportivo si se quedaba esta temporada en el equipo y que no se sentiría “incómodo” si tenía que jugar en Segunda.

Cumplió las expectativas y su palabra, respondió en el terreno de juego y, poco a poco, reconquistó al deportivismo, que llegó a pedirle que renovara su contrato.

Marcó once tantos, cuatro de penalti y fue el rey de las asistencias del equipo con doce pases de gol, números que avalan su fichaje por el Valencia, donde seguirá su carrera las cuatro próximas campañas.