sanidad >

IC asegura que Sanidad “miente” y “maquilla” las listas de espera

Los representantes de la Federación de Salud de IC, durante la rueda de prensa ofrecida ayer. / DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Una situación laboral y asistencial “insostenible”. Ese es el diagnóstico que hizo ayer Intersindical Canaria (IC) de la sanidad en la región, que según la organización gremial camina “a la deriva” y con pocos visos de solución a medio plazo. De hecho, los responsables sindicales de la Federación de Salud de IC afirmaron con rotundidad que las medidas de ajuste que están llevando a cabo las administraciones central y regional suponen un “asalto” a un servicio público esencial como es la sanidad. “Se están lesionando los derechos de los usuarios y de los pacientes”, denotó Jaime Bethencourt, secretario de Comunicación de Intersindical.

Según él, el Gobierno canario debería “sustituir inmediatamente” a todos los cargos directivos de la Consejería de Sanidad, por su “incompetencia”. “Hay una campaña de acoso y derribo contra los profesionales más críticos, sobre todo en los hospitales”, indicó Bethencourt, quien acusó al Ejecutivo de CC y PSOE de “derrochador” y “antisocial”.

En la misma línea se manifestó la delegada de la Federación de Salud de IC, Patricia Hernández, quien aseguró que los recortes están provocando un notable “aumento de las listas de espera”, una “eliminación de derechos consolidados de los trabajadores”, una drástica reducción salarial y una preocupante “pérdida de la calidad asistencial”. En concreto, Hernández dijo que, a diferencia de lo publicado por la Consejería, unos 35.000 canarios esperan en la actualidad para ser intervenidos en las Islas. Esta cifra, según Intersindical, aumentará en los próximos meses, ya que Sanidad “cerrará plantas de hospitales, bloqueará camas y reducirá la actividad en los quirófanos”.

“Las listas de espera están en datos de 2003, al personal se le ha reducido un 20% de sueldo en los últimos dos años y cerca del 40% de la plantilla actual del Servicio Canario de la Salud es eventual”, incidió Patricia Hernández, que incluso manifestó que “hay muchos pacientes que están falleciendo esperando por una operación o una consulta especializada”. Sus afirmaciones fueron refrendadas por el doctor Carlos García, traumatólogo y representante sindical por IC en el Hospital Universitario de Canarias. Según él, el presidente, Paulino Rivero, y la consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, son “mentirosos compulsivos”, porque la mayor parte de sus afirmaciones han caído en saco roto.

No en vano, “desde hace más de una década llevan prometiendo los hospitales del Norte y del Sur, y ahora dicen que no se cerrarán quirófanos ni centros de salud en verano, cuando sí que se cerrarán”, aseveró Carlos García, que acusó a las gerencias de los hospitales y de Atención Primaria de dar consignas tales como “no apuntar a nadie en la lista de espera o no pedir pruebas diagnósticas para ahorrar costes”. “En los últimos cuatro ejercicios la sanidad canaria ha recibido 600 millones de euros menos, y sin embargo el Gobierno regional no se plantea devolver las competencias al Estado”, señaló Cati Darias, miembro del Secretariado Nacional de Intersindical Canaria. Para ella, la Consejería, con una permanente “operación de maquillaje”, tratará de “seguir sacando rentabilidad política al sufrimiento de la ciudadanía canaria”, a la que invitó a sumarse a la manifestación que IC ha convocado para el próximo miércoles.

[apunte]

“Datos tratados”

La Consejería de Sanidad negó ayer las acusaciones de IC y dejó claro que “los datos de lista de espera son tratados por un equipo de técnicos del Servicio Canario de la Salud (SCS) a los que hay que felicitar por su excelente trabajo y, por supuesto, no están maquillados”. Además, la consejera Brígida Mendoza reiteró que “las prestaciones y los recursos en infraestructuras han experimentado un notable crecimiento en las Islas, que ha supuesto la incorporación de nuevos servicios en Primaria, nuevas prestaciones, programas y protocolos”. En Atención Especializada, por ejemplo, Mendoza recordó que se ha incrementado en más de 400 el número de camas, lo que ha venido aparejado con la implantación de nuevas tecnologías, al margen de una importante inversión en equipamiento, necesario para poner en marcha las nuevas infraestructuras. “Todo ello se ha conseguido gracias a lo que constituye la mejor baza de la sanidad canaria, sus profesionales”, aseveró la consejera.

[/apunte]