música >

José Mercé: “Trato de hacer siempre la música que me pide el corazón”

SANTIAGO TOSTE | Santa Cruz de Tenerife

JOSÉ MERCÉ
José Mercé tendrá nuevo disco el próximo mes de octubre. / EFE

En ese tortuoso camino de llevar el flamenco a los grandes auditorios, sin por ello traicionar el rico legado existente, José Mercé (Jérez de la Frontera, 1955) no es, de ninguna manera, una estación de paso. Estamos ante un artista que ha sabido hacer confluir la grandeza con la humildad; el respeto hacia eso que llaman raíces con la ausencia de complejos a la hora de emprender su personal puesta al día de una música ancestral. Mercé tenía previsto ofrecer este sábado su arte en el Auditorio de Tenerife, un concierto que finalmente ha sido aplazado para el 22 de junio. DIARIO DE AVISOS mantuvo esta charla con el artista.

-No ha de ser nada fácil poner de acuerdo a la crítica y al público. ¿Cuál cree que ha sido la clave en la carrera de José Mercé para recibir el aplauso de unos y otros?

“Todo responde a una lucha continua, a seguir peleando y creyendo cada día en mis posibilidades. En definitiva, se trata de intentar hacer siempre la música que te pida el corazón. Me gusta creer que cuando las cosas se hacen con buena intención, desde la verdad, al final, tarde o temprano, llega la recompensa”.

-Además del flamenco, usted se ha acercado a otras músicas, a las creaciones de diversos autores. ¿Qué ha buscado y qué ha encontrado José Mercé cuando desea hacer suyas todas esas canciones?

“El planteamiento es siempre el mismo: encontrar una forma de engrandecer el flamenco. Cuando escojo un tema determinado y me pongo a hacer una versión es porque esa canción me gusta mucho, no me gusta cantar por cantar, sino cantar con el objetivo de decir algo, de expresar algo que siento dentro de mí”.

-Y al abordar estas versiones, ¿cómo ha sido la respuesta de los puristas y flamencólogos?

“Qué puedo decir. Es cierto que a veces se desquician y otras las disfrutan. Pero bueno, lo importante de todo esto, lo que nunca hay que olvidar, es que la música es una de las cosas más grandes que existen; y te das cuenta de que, por eso mismo, no pasa mucho tiempo hasta que todos logramos ponernos de acuerdo”.

-Hoy que se habla tanto de mestizaje y de fusión, usted y otra mucha gente iniciaron ese camino en el mundo del flamenco hace ya bastante tiempo. ¿Qué pesa más en el instante de llevar a cabo con éxito esa unión, ese punto de encuentro entre músicas distintas, la espontaneidad o el conocimiento de lo que se hace?

“Considero que para adentrarse en este camino hay que conocer, en este caso, cuáles son y dónde están las raíces del flamenco. Y también creo que hoy se abusa mucho de esa idea de fusión, se explota demasiado el marketing del flamenco. Por ejemplo, no faltan los músicos que en cuanto emplean un instrumento que no sea la guitarra flamenca, se apresuran a llamar a lo que hacen mestizaje. Y todo eso lo único que hace es crear más confusión: hay que tener mucho cuidado”.

-El espectáculo con el que va actuar en Tenerife es también, de alguna manera, la antesala a su próximo disco…

“Sí; realmente, lo que hemos tratado es de fijar la mirada en un periodo de mi carrera que comprende más de una década; partiendo de 1998, cuando grabamos el disco Del amanecer, hasta llegar a 2010, que fue el momento de Ruido. Por eso lo hemos llamado Nuevo amanecer. Éste es un espectáculo puesto en pie con mucho cariño, con mucho empeño y al que, tanto yo, como los 11 músicos que se suben al escenario, le hemos dedicado muchas horas de trabajo. Además, creo que se trata de una propuesta muy adecuada para estos tiempos de crisis, donde hay que luchar más que nunca y tratar de darle a la gente un espectáculo lleno de dignidad. Sí, eso es lo que he querido hacer con esta serie de actuaciones, hasta que en octubre, si Dios quiere, saquemos el nuevo disco. Llevamos tiempo trabajando en él. Se trata de un trabajo, con la producción de Javier Limón, que editará EMI y Blue Note, y para el que ya hemos realizado varias sesiones de grabación en Boston, en Nueva York y últimamente aquí, en España”.

-¿Y la propia gira sirve como herramienta para ir depurando esos temas, esas líneas que quiere plasmar en el álbum?

“Sí. De hecho, ya tengo una idea muy definida de cómo quiero que sea el disco: una obra que ofrezca un flamenco muy abierto, muy vanguardista, pero que también respete su base, su raíz. He querido recurrir a músicos del mundo porque, como siempre digo, en la música nos entendemos todos, hablamos el mismo idioma. Lo que más me gusta de todo esto es poder contribuir a engrandecer el flamenco, y en eso estamos”.

-Aunque su carrera va mucho más allá, con obras como Verde junco (1985), usted se dio a conocer entre el gran público con Del amanecer. ¿Cómo describe el camino artístico que ha seguido?

“Todo lo que he hecho hasta ahora solo puedo describirlo con alegría y con orgullo. Ha sido un camino que he andado muy poquito a poco, poniéndole ganas para contribuir a que la cultura del flamenco alcance repercusión mundial. Busco un flamenco que interese a la gente joven, porque ellos son el futuro de todo. Cuando actúo en un teatro y veo que están ahí, que han venido para escucharme, es una satisfacción inmensa”.