transporte aéreo >

Josep Piqué (Vueling) ve “razonable” privatizar AENA en 18 meses

EUROPA PRESS | Barcelona

El presidente de Vueling, Josep Piqué, considera “un plazo razonable” el planteamiento del Gobierno de privatizar AENA dentro de unos 18 meses, ya que augura que el proceso sería ahora un fracaso en el contexto actual de los mercados y la falta de financiación.

Para el exministro, “la situación de los mercados no invita a la privatización a corto plazo”, y ha puntualizado que antes AENA debe corregir su deuda de 14.000 millones de euros y su proporción de 30 veces su Ebitda.

Ha reiterado su apoyo a un modelo aeroportuario descentralizado como en los países del entorno y con competencia entre aeropuertos, y ha criticado “catedrales” como la T4 de Barajas y la T1 de Barcelona por su altísimo coste para acabar teniendo exceso de capacidad, pero ha señalado que es una oportunidad de futuro, ya que el resto de grandes aeropuertos europeos no pueden crecer más mientras los dos grandes españoles ya tienen la infraestructura para captar el nuevo negocio venidero.

Vueling

Preguntado por el anuncio de Vueling de que estudia subir los precios de los billetes –incluso los ya comprados– a partir del 1 de junio si se mantiene la subida de tasas prevista en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año, ha respondido que se debe a que a las aerolíneas se les está “acribillando a tasas”.

El presidente de la compañía ha ejemplificado que sin tocar precios no puede absorber un aumento de tasas del 50% en los dos mayores aeropuertos españoles: “Vamos a esperar y lo estamos analizando”.

En todo caso, ha destacado que la intención de Vueling es “seguir creciendo”, lo que ha apuntado que solo hace su compañía en España, y pocas en Europa, ha dicho durante los desayunos ABC Punto Radio Barcelona.


Ser referentes

El también presidente del Círculo de Economía ha explicado que, pese a los excesos de gasto en infraestructuras como aeropuertos desiertos y líneas de AVE sin apenas pasajeros, España es ahora referente en infraestructuras, igual que en sanidad pública, ya que todos los gobiernos han apostado por estos ámbitos, aunque ahora se deben reformular para hacerlos sostenibles.

En cambio, ha lamentado que este consenso no se ha dado en educación, que ha sufrido los cambios constantes de legislación con el paso de cada Ejecutivo, lo que ha llevado a deficiencias y a que ninguna universidad destaque a nivel internacional pese a haber muchas.